El subsidio del Gas LP mediante la creación de Gas Bienestar podría costarle al gobierno entre 150 y 200 mil millones de pesos anuales, según un reporte publicado por Ramsés Pech, socio de la firma Caraiva y Asociados-Leon & Pech Architects.

De esta forma, el subsidio sería equivalente a entre 6 y 10 mil millones de dólares, lo que podría llegar a representar hasta la cuarta parte de las remesas que ingresaron al país en 2020 (10 mil millones de dólares) o el costo estimado de la refinería de Dos Bocas (alrededor de 9 mil millones de dólares).

“También sería equivalente a entre el 50 y 60 por ciento del total recaudado del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) que se aplicó a gasolina y combustibles en 2020”, según el especialista, quien detalló que llegó a las cifras mediante un análisis de mercado.

Te puede interesar: Trabajadores de menor edad, los más afectados por la pandemia

“Hay alrededor de 29 millones de hogares en México, si cada hogar llena un tanque de 20 kilos de gas LP, el subsidio gubernamental sería de 18.43 pesos por kilo, lo que equivaldría a 123 mil 849 millones de pesos anuales”, explicó.

Esta cifra de 123 mil 849 millones de pesos aumentaría a 150 o hasta 200 mil millones de pesos dependiendo la cantidad de gas LP subsidiado (suponiendo que los hogares compran más de un tanque al mes) y de la región del país en la que se encuentren los consumidores.

“Subsidiar deja un mercado virtual simulado a no tener los costos reales, por ejemplo, los costos de transportes por ruedas no están regulados, solo los ductos y el almacenamiento, entonces cómo puedes bajar los costos ante la falta de infraestructura para la movilidad de este producto”, se cuestionó el analista.

Agregó que el dinero que se pretende destinar para crear precios artificiales para el Gas LP sería de más ayuda para apoyar a que las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) generen empleos y puedan pagar más salarios, “sobre todo ahora que hay más de 40 millones de personas ganando entre 1 a 3 salarios mínimos, 3 millones más antes de la pandemia”, dijo.

Carlos Serrano, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado y Empresas Conexas (Amexgas), señaló en entrevista con El Financiero que ya existió un control de precios de Gas LP en el pasado y los hechos mostraron que no fue la solución, “crea muchas distorsiones y afectaciones”.

Resaltó que no es una buena idea estatizar la economía, ya que el gobierno podría ver fácil comenzar a subsidiar otros productos, como la tortilla, el tomate, el frijol y el maíz.

“Nosotros le damos la bienvenida a Gas Bienestar, pero es importante que compita con equidad, no se trata de que por ser (una empresa) del gobierno reciba un trato diferente, todas las empresas deben cumplir con la Ley Federal de Competencia Económica”, subrayó.

En el reporte realizado por Ramsés Pech se puede leer que en 2015, el consumidor mexicano pagaba 290 pesos por un cilindro de 20 kilos de gas LP, mientras que a junio de 2021 el precio ronda los 506 pesos.

Publicidad