(SPI / Kaleydoscopio).- Una vez que los días de descanso quedan atrás, la mayoría de los ejecutivos mexicanos sufre, no es fácil retomar las tareas diarias, ya que la mayoría se desconecta por completo de la oficina.

El regreso al trabajo representa para más de dos tercios de los trabajadores mexicanos (69%) padecer el famoso síndrome post-vacacional, sufriendo al regreso a la oficina y síntomas de ansiedad.

De acuerdo con el Instituto de Neurociencias, Investigación y Desarrollo Emocional, al menos 14.9% de los mexicanos padece de ansiedad, causado por diversas razones, una de ellas es por cambios bruscos de nuestro entorno al que nos habituamos, como regresar a la oficina después de disfrutar unos días de vacaciones.

Anuncios

En esta escena se provoca a los trabajadores problemas de salud como dolores de cabeza, pupilas dilatadas, dolor en la mandíbula, ir al baño con frecuencia, hiperventilación, entre otros, situación por la cual diversas empresas ven mermada su productividad en estos tiempos.

Regus, proveedor de espacios flexibles de trabajo, entrevistó a más de 400 ejecutivos mexicanos, con la finalidad de conocer cuáles son las opciones que auxilian a contrarrestar los síntomas de ansiedad y puedan mejorar su desempeño laboral y encontró que el común denominador es el trabajo a distancia.

57% de las personas entrevistadas dijo que al tener flexibilidad laboral se concentra mejor en sus labores, ya que les permite tener un descanso de su lugar de trabajo habitual, renovando su enfoque, además que les ofrece la posibilidad de realizar sus procesos laborales sin la interrupción de sus compañeros o el ruido que existe en su oficina.

Se descubrió que el trabajo flexible mejora el famoso traslado a la oficina, ya que 69% de los trabajadores que laboran a distancia invierte mucho menos tiempo para llegar a su espacio de trabajo, provocándoles diversos beneficios como ahorro en su gasto de transporte, ya que no tienen que desembolsar mucho más en gasolina o evitan los famosos congestionamientos que existen en el Metro, camión o Metrobús.

De igual manera, 72% manifiesta que el trabajo a distancia les ayuda a estar más cerca de sus clientes tanto actuales como potenciales para llevar a cabo reuniones importantes, ya que al tener la opción de decidir dónde trabajar, lo pueden hacer en una oficina virtual que se ubique muy cerca de sus principales clientes o de sus hogares.

Motivo por el cual, 27% de los directores de diversas empresas mexicanas y transnacionales que operan en el país declaró que entre sus planes actuales y para el próximo año está permitir a sus colaboradores el trabajar de manera remota uno o dos días a la semana. Y 15% permitirá que sus empleados trabajen remotamente todo el tiempo.

Cati Cerda, directora de Regus en México, comenta:

“Tradicionalmente se ha pensado que los directivos de las empresas dudan en permitir que los empleados trabajen de forma remota. Por lo tanto, es una grata sorpresa saber que hoy están conscientes del impacto positivo que genera el trabajo flexible a su fuerza laboral.

“Ofrecer a los empleados la posibilidad de trabajar de manera remota, incluso por un par de días a la semana, mejora su desempeño, así como su bienestar.”

Publicidad