Agencia Reforma

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) sumó seis meses sin otorgar un solo permiso de generación para el sector privado y acumula 95 solicitudes pendientes.

El 29 de octubre de 2020 fue la última sesión en la que la CRE dio tres permisos de generación para Veolus, unas pequeñas centrales de apenas 1.3 megawatts de capacidad instalada y desde entonces el regulador no ha desahogado más permisos.

Los únicos permisos desahogados son los de CFE Generación II, el 27 de noviembre del 2020, y de Pemex Exploración y Producción, el 26 de enero pasado.

De acuerdo con datos de la CRE, al 10 de febrero del total de permisos pendientes, 28 corresponden al 2019, 51 del 2020 y 16 de este año, los cuales suman en conjunto 8 mil 179 megawatts de capacidad solar, eólica y a base de gas natural.

Víctor Ramírez, especialista del sector eléctrico, señaló que además de no estar liberando permisos para la IP, la CRE sólo ha dado salida a proyectos presentados por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) o Pemex con fechas posteriores a otros de privados.

“No han respetado (en la CRE) el orden de prelación de los permisos. Hay permisos (privados) que fueron presentados incluso desde un año antes que las solicitudes de la CFE y se desahogaron éstos”.

Además, advirtió que esta parálisis está frenando inversiones, aletargando la recuperación económica de México y generando problemas de suministro en algunas regiones del País como Baja California, en donde el Gobierno federal no ha comenzado ningún proyecto, pero tampoco permite al sector privado desarrollarlo.

Publicidad