Durante los primeros cuatro meses del año, el gobierno mantuvo su balance primario con un superávit de 117,685 millones de pesos. Sin embargo, esto se ha obtenido por una mayor contención del gasto público, coincidieron expertos.

“El superávit se da principalmente por el gasto no ejercido. En el gasto corriente seguimos observando reducciones al gasto que afectan al funcionamiento de la administración pública”, expuso Raymundo Tenorio, economista del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

Te puede interesar: Crisis petrolera y pandemia de coronavirus tumbaron 19% los ingresos del gobierno en abril

Durante enero-abril, el gasto neto del sector público sumó 1.95 billones de pesos, 7% más que en el mismo periodo del 2019; no obstante, se tenía contemplado poco más de 2 billones de pesos, asi el subejercicio fue por 46,831.4 millones de pesos, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda.

Tenorio consideró que, ante la situación que está viviendo el país por la pandemia del coronavirus, se debería ejercer más gasto con el fin de reactivar a la economía mexicana. “Lo que seguimos viendo son recortes a la burocracia y a las entidades de gobierno”.

Janneth Quiroz, subdirectora de análisis económico de Monex, comentó que, si sólo se considera abril, el balance primario presentó un déficit de 19,518 millones de pesos, es decir, “sí estamos observando un impacto en este balance en el contexto que está viviendo el país”.

Comentó que, las metas de superávit se dieron a raíz del 2017, cuando la deuda estaba en niveles alarmantes como porcentaje del Producto Interno Bruto. Indicó que estas metas deberían darse por un buen manejo en general de los ingresos y egresos, y no tanto por reducciones en el gasto.

“Si bien vemos incrementos en algunas entidades públicas derivado de la pandemia, también vimos incrementos en Petróleos Mexicanos (Pemex), entonces, lo que todo mundo hubiera esperado es que se destinaran más recursos a salud y no a este tipo de sectores”.

Quiroz mencionó que, mientras Estados Unidos (EU) está dando apoyos fiscales que no se habían observado desde la Segunda Guerra Mundial para enfrentar la crisis del Covid-19, México no está reaccionando. “México es una economía emergente y con más limitantes que EU, pero sin duda alguna es deseable que se dé una señal para brindar una mayor cantidad de estímulos”.

Gasto programable crece 7.2%

En los primeros cuatro meses del año, el gasto programable fue de 1.4 billones de pesos, 7.2% más en términos reales y respecto del mismo periodo del 2019.

Los ramos administrativos ejercieron  411,500.3 millones de pesos, 27.2% más que en el 2019. Entre las dependencias que más elevaron su gasto se encuentra la Secretaría del Trabajo y Previsión Social que registró un incremento anual de 401.4 por ciento. En tanto, la Secretaría del Bienestar registró un alza de 94.3 por ciento. Mientras que en la Secretaría de Salud el gasto aumentó  11.8%, según datos de Hacienda.

Si sólo se considera de abril, la Secretaría de Salud ejerció  8.1% menos, respecto al gasto que hizo en abril del 2019.

La Secretaría de Hacienda informó que, al cierre de abril de 2020, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público —la medida más amplia de la deuda— ascendió a 12.08 billones de pesos, esto es un alza de 13.1%  anual en términos reales.

Publicidad