Los productores mexicanos de tomate llegaron ayer a un acuerdo con el Departamento de Comercio de Estados Unidos sobre las cuotas compensatorias a las importaciones mexicanas en Estados Unidos de dicho producto.

El conflicto con los productores se dio luego de que el gobierno del presidente Donald Trump pusiera fin al Acuerdo de Suspensión del Tomate por el cual la industria tomatera mexicana estaba exenta del pago de aranceles para introducir su producto en el país norteamericano.

Así se impuso una cuota compensatoria de 17.56 por ciento al tomate mexicano.

Esta semana un comité del sector mexicano inició las pláticas para evitar el pago. Alfredo Díaz Belmontes, director general de la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC), señaló que a partir de este miércoles iniciará un periodo de 30 días para someter a consideración los puntos acordados y al término de dicho lapso se pueda firmar y entrar en vigor formalmente la resolución.

Con información de Enfoque Noticias

Publicidad