La utilidad neta de Santander México al cierre del primer semestre del 2021 fue de 7,992 millones de pesos, lo que representó un 17.1% menos que los 9,644 millones del mismo periodo del 2020.

Este decremento interanual, explicó el banco, obedeció a una importante disminución en el resultado por intermediación, y una baja por tasas de interés menores, entre otros conceptos, lo cual fue compensado por menos estimaciones preventivas para riesgos crediticios.

En lo referente únicamente el segundo trimestre del 2021, la utilidad de Santander fue de 4,713 millones de pesos, un incremento de 11.4% respecto a los 4,230 millones del mismo periodo del 2020; y también un aumento de 43.7% si se compara con el primer trimestre del 2021.

Te puede interesar: Nuevo ‘trancazo’ a Pemex: Moody’s hunde (más) su calificación en grado ‘basura’

“Principalmente por una menor estimación preventiva para riesgos crediticios, ingresos por margen financiero neto estable, crecimiento sólido en los ingresos por comisiones y tarifas netas, junto con un estricto control de los gastos”, destacó el banco.

Héctor Grisi Checa, presidente ejecutivo y director general de Santander México, resaltó que la utilidad del segundo trimestre superó el nivel del mismo periodo del 2020 y del primer trimestre del 2021, aunque reconoció que el amplio impacto de la pandemia, continúa afectando a comparabilidad de los resultados.

“Este trimestre logramos un desempeño sólido en las principales líneas de nuestros resultados: el margen financiero y las comisiones fueron ligeramente más altos que los niveles del año pasado, mantuvimos un estricto control de los gastos y el costo de riesgo convergió a niveles prepandemia”, dijo.

Cartera decreció 5.4%

En cuanto a la cartera de crédito, Santander México cerró el segundo trimestre del 2020 con un saldo de 710,323 millones de pesos, una disminución de 5.4% respecto al mismo periodo del 2020.

Al interior, la cartera comercial se contrajo 14.1 en su comparación anual, principalmente por una caída en corporativos y pequeñas y medianas empresas (pymes); mientras que el portafolio de individuos creció 9.7%, sobre todo por un aumento de 15% en hipotecas.

El Índice de Cartera Vencida (ICV) se ubicó en 2.87% al cierre del segundo trimestre del presente año, frente al 2.51% del mismo periodo del 2020.

“En créditos comerciales, aún reportamos una contracción relevante de 14%. Prácticamente el 60% de esta contracción se explica por la reducción del crédito a corporativos, con un fuerte crecimiento del endeudamiento el año pasado cuando las empresas dispusieron sus líneas de crédito comprometidas como medida cautelar”, detalló Grisi Checa.

HSBC aumentó su beneficio en 64.4%

Por su parte, HSBC México reportó una utilidad neta para el primer semestre del 2021 de 5,935 millones de pesos, un incremento de 64.6% respecto a los 3,605 millones obtenidos en el mismo periodo del 2020.

Esto obedeció a mayores ingresos por comisiones, y otros ingresos de la operación, además de menores estimaciones preventivas para riesgos crediticios.

Aquí, la cartera de crédito disminuyó 11.3% al cierre del primer semestre, para un saldo de 365,606 millones de pesos.

En BanBajío se incrementó 3.7%

En tanto BanBajío informó que, al cierre del primer semestre, registró una utilidad de 2,015 millones de pesos, 3.7% más que en el mismo periodo del 2020.

El beneficio en el segundo trimestre del 2021, aumentó 51.8% respecto al mismo trimestre del 2020, lo que obedeció al sano crecimiento de la cartera de crédito y de los depósitos, así como a mayores ingresos distintos de margen financiero y menor nivel de costo de riesgo.

Publicidad