Previo a que se den a conocer los datos sobre la Inversión Extranjera Directa (IED) en el país, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que “van a sorprender los datos”, porque “vamos muy bien”.

Ante la alerta del empresario Carlos Slim que llama a que se genere “una sacudida” para propiciar el crecimiento en México, el primer mandatario mexicano suscribió la convocatoria del presidente vitalicio de grupo Carso.

“Es importante que todos participemos y el caso de Slim es de reconocerse porque está invirtiendo, ayer anunció inversiones en el país con otros este empresarios”, enfatizó López Obrador quien en su mensaje a medios de este martes 19 de noviembre afirmó que “hay signos que indican que está habiendo crecimiento en la economía en estos últimos meses, está creciendo el consumo, tenemos las cifras preliminares de lo que fue el Buen Fin y hubo un aumento con relación al año pasado en las compras. Los datos sobre inversión extranjera también son buenos y vamos hacia delante”, agregó.

Asimismo, no se deprecia el peso, al contrario, la nuestra es de las monedas que más se han apreciado con relación al dólar, aseguró el primer mandatario al señalar que la inflación está en los términos establecidos por el Banco de México. También ayuda el que están bajando las tasas y que el Banco de México haya tomado esa decisión porque eso estimula el crédito“.

“Tenemos una economía que está sólida fuerte y actuamos de manera democrática, no se afectan intereses utilizando al estado para eso, no se fabrican delitos, se garantiza la libertad de expresión, nunca vamos a censurar a nadie y vamos caminando. Sí es evidente que en Mexico el neoliberalismo resultó un verdadero fracaso”, agregó el primer mandatario.

Al resaltar que datos como estos lo expone en su libro más reciente, “Hacía la Economía Moral”, el presidente López Obrador leyó parte del capítulo uno, donde expone que “la corrupción fue el principal problema de México”, por lo que añadió que es “un fenómeno político y económico”, del que ha sido calificada como “social o cultural”, por lo que es “absurdo y ofensivo”.

También insiste López Obrador en su obra que la política neoliberal afectó mucho a los pueblos porque “significó el saqueo de los recursos naturales y la transferencia de bienes de la sociedad a particulares nacionales y extranjeros… Ese modelo fue creando contradicciones, porque ningún modelo puede tener éxito si se sustenta en el empobrecimiento de las masas y en el enriquecimiento de las minorías”.

“Este modelo que se impuso en Mexico y en el mundo, el modelo neoliberal, en el caso de Mexico se aplicó, casi idéntico, en el Porfiriato, fue una calca, por eso habló de neoporfirismo, por lo que se tuvo como resultado en el Porfiriato hubo un progreso con esclavitud, despego a las tierras de indígenas y el exterminio de yaquis y mayas, además de la entrega de los recursos naturales como petróleo y las minas”, agregó.

López Obrador subrayó que está demostrado que, en el caso de Mexico, “el modelo que empobrece y oprime al pueblo no funciona, tarde que temprano produce violencia, inestabilidad y desigualdad, por lo que los mexicanos debemos celebrar qué hicimos de lado ese modelo de manera pacífica” y afirmó que su administración está por “la transformación por los causes democráticos… los pueblos siempre quieren vivir en democracia y en libertad, por eso debemos de buscar otro modelo y alternativa donde se pueda tener crecimiento económico con justicia y que o se acumule la riqueza en unas cuentas manos y que haya millones de pobres o mísera pública”, destacó.

“Tiene que haber mayor igualdad, mayor distribución equitativa y más justa de la riqueza que se vive en México, y hacia allá vamos”, concluyó el primer mandatario mexicano.

Publicidad