La campaña mexicana Sin Maíz No Hay País, integrada por más de 300 organizaciones campesinas, indígenas, urbanas, de consumidores y ambientalistas, pidieron este viernes a un juez que rectifique su fallo a favor de la empresa Monsanto, filial de Bayer, sobre glifosato y maíz transgénico.

En un comunicado, las organizaciones no gubernamentales (ONG) recordaron que el juez sexto de distrito en Materia Administrativa, Francisco Javier Rebolledo, concedió una suspensión provisional a la firma “para exentarla” del decreto presidencial que busca eliminar en México el uso del glifosato y el maíz transgénico para 2024.

Te puede interesar: No hay vínculo financiero entre Calderón y García Luna: Santiago Nieto

Las organizaciones, que demandan al Gobierno una política de atención al campo mexicano, denunciaron que esta suspensión atenta contra el interés general, los derechos humanos de la población mexicana a un ambiente sano, a la biodiversidad, a la salud y a una alimentación adecuada.

Además, dijeron que la decisión privilegia los intereses particulares de la corporación Bayer-Monsanto, comercializadora del herbicida.

Por ello, llamaron al juez “a demostrarle a la nación que no está al servicio de Monsanto rectificando la resolución definitiva”, que se podría dar en la sesión del 25 de abril.

Señalaron que hasta ahora, de 10 recursos de amparo admitidos, en 6 casos la suspensión provisional fue negada y en 2 más la suspensión definitiva fue denegada.

Las ONG dijeron que el juez Rebolledo “es el único que ha otorgado la suspensión, por ahora provisional, con base en argumentos que han sido probados como falsos”.

De acuerdo con la información pública, el juez argumentó que “de no darse la suspensión habría un perjuicio social, pues hay riesgo de afectar la producción agroalimentaria, así como la seguridad y soberanía alimentaria”.

Publicidad