Las ventas de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicios y Departamentales (ANTAD) reportaron una caída de 3 por ciento anual a tiendas comparables durante agosto, aquellas con más de un año en operación, y una caída del 0.2 por ciento a tiendas totales.

Con este indicador, la ANTAD acumula cinco meses en terreno negativo por la pandemia del coronavirus; sin embargo, es una mejora respecto a las reducciones de los meses previos.

“Lo que estamos viendo es una mejora secuencial, aunque los datos siguen en terreno negativo estamos viendo que están más cercanos a cero, lo cual es positivo y habla de una mayor actividad durante el mes”, indicó Marisol Huerta, analista en Ve Por Más.

En monto, en agosto las ventas se habrían ubicado en 110 mil 500 millones de pesos, un alza de 2.9 por ciento con respecto a los 107 mil 400 millones de pesos de julio, pero una caída de 5.9 por ciento anual en su comparativo con agosto del año pasado.

Por tipo de tienda resalta que autoservicios como HEB, Soriana, La Comer, entre otros, tuvieron una caída del 4 por ciento a tiendas comparables, y 0.4 por ciento a totales.

“Las campañas de verano no tuvieron el desempeño deseado debido a que el consumidor tendría que hacer varias visitas a la tienda física”, consideró Marcela Muñoz, analista de Vector.

Los autoservicios no caían en sus ventas comparables desde septiembre de 2014, cuando el indicador negativo fue de 3.3 por ciento, asimismo, este agosto se coloca como el peor mes desde diciembre de 2008, cuando se contrajo 6.4 por ciento.

“Todo el año habíamos visto una dicotomía donde el único formato que se mantenía resiliente a la pandemia había sido autoservicio, sin embargo, con la reapertura hemos visto una mejora en los resultados de departamentales y es relevante y hasta sorprendente”, expresó Valentín Mendoza, analista de Banorte.

Departamentales como Liverpool y Sears se afianza de la reapertura de centros comerciales y sus ventas comparables solo caen 1.8 por ciento, mientras que a totales crecen 0.1 por ciento.

En tanto, especializadas, donde se engloban los restaurantes de Alsea, conveniencia como Oxxo, y de consumo como Petco y Office Depot, cayeron 8 por ciento y 3.9 por ciento, a tiendas comparables y totales, respectivamente.

Por tipo de mercancía resalta que ropa y calzado tuvo una base comparable difícil con un regreso a clases digital, pues cayeron 23.1 por ciento las ventas comparables y 21 por ciento las totales.

En tanto, supermercado cayó 4 y 0.4 por ciento a ventas comparables y totales, respectivamente; mercancías generales creció 5 y 7.5 por ciento a ventas comparables y totales, respectivamente.

En términos reales, descontando la inflación, que el Inegi colocó en 4.05 por ciento para agosto, las ventas de la ANTAD cayeron 6.8 por ciento a tiendas comparables y 4.1 por ciento a tiendas totales.

“Hacia delante la recuperación debe de continuar, con un septiembre quizá d menor ritmo por las fiestas patrias y el mejor segmento será autoservicios, con el festejo en casa, pues los restaurantes siguen limitados”, refirió Huerta.

Las ventas acumuladas al octavo mes de 2020 ascendieron a 802 mil 300 millones de pesos en las 62 mil tiendas que agrupa la ANTAD.

Publicidad