Año tras año el Black Friday se supera a sí mismo en Estados Unidos y esta edición no fue la excepción, tras registrarse un nuevo récord, esta vez en lo referido a las compras online, con cifras estimadas en 4.400 millones de dólares.

Los estadounidenses aprovecharon las ofertas a través de Internet y, por primera vez, desembolsaron más de 4.000 millones de dólares el Día de Acción de Gracias para comenzar la temporada de compras navideñas. Los análisis previos al famoso Viernes Negro no decepcionaron y terminó siendo exitoso para las ventas minoristas, de acuerdo a datos de Adobe Analytics, citados por CNN. 

Publicidad