En siete países de Latinoamérica se han destruido 23.8 millones de empleos desde febrero al 6 de agosto de 2020, a causa de las medidas para contener la pandemia, de acuerdo con el Observatorio Laboral del Covid-19, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Los efectos del coronavirus han provocado cierre de empresas, lo que repercutirá en la pobreza y la desigualdad, afectando de manera significativa a las personas con pocos recursos.

“El reciente impacto de la pandemia sugiere que los cierres de empresas y pérdidas de empleo afectan al 60 por ciento de las familias de bajos ingresos, mientras que tan solo un 20 por ciento de los más ricos resultan afectados”, dijo Eric Parrado, economista jefe del BID.

Te puede interesar: Daños al comercio por COVID-19 afectan más a mujeres que a hombres: OMC

Afirmó que, desafortunadamente, si continúa esta tendencia, la región de Latinoamérica será más pobre y estará más endeudada.

De acuerdo con el organismo, Brasil tiene la mayor pérdida de empleo con 7.77 millones, u 8.3 por ciento respecto a febrero de 2020, siendo el comercio y reparación de automóviles los más afectados con 1.15 millones de trabajadores.

En segundo lugar está México con una caída de 12.69 por ciento, o 7.02 millones de personas desempleados. Para este caso, los servicios para empresas y personal del hogar, registraron 414 mil menos puestos de trabajo.

Le sigue Colombia con 3.66 millones o 16.64 por ciento. En este país, el comercio es el más afectado con 11 mil puestos de trabajo.

El Observatorio Laboral es un espacio donde se puede consultar y analizar oportunamente cambios en el empleo derivados del coronavirus en diversos países de Latinoamérica y el Caribe.

Publicidad