Las acciones estadounidenses cayeron este martes desde sus máximos históricos, mientras que los rendimientos reales de los bonos alcanzaron sus niveles más bajos, ya que la venta de acciones chinas, la preocupación por el crecimiento económico y la reunión de la Junta de la Reserva Federal (Fed) de país norteamericano pusieron a los inversores en alerta e impulsaron la recogida de beneficios.

El Promedio Industrial Dow Jones cerró este martes con un descenso del 0.2%, el S&P 500 perdió un 0.5% y el Nasdaq Composite cayó un 1.2%. Anteriormente, el índice paneuropeo STOXX 600 terminó con una caída del 0.54%, informa Reuters.

Tras el cierre del mercado de EE.UU., los gigantes tecnológicos como Alphabet Inc., matriz de Google, Microsoft y Apple presentaron beneficios trimestrales récord, aunque las acciones del fabricante de teléfonos inteligentes cayeron en las operaciones posteriores al mercado debido a una previsión de crecimiento más lenta.

Te puede interesar: Tribunal Electoral desecha queja de Morena contra Samuel García

También se vieron perjudicadas las acciones de Tesla, a pesar de que su informe trimestral fue mejor de lo esperado, recoge Xinhua. El fabricante estadounidense de vehículos eléctricos reveló este lunes que ganó 11,960 millones de dólares en ingresos totales en el segundo trimestre del año fiscal 2021, un 98% más que el año anterior.

Los analistas coinciden en que los intereses bajos suelen ser una ventaja para la renta variable, y cualquier señal de un endurecimiento de la política de la Reserva Federal –que será anunciada este miércoles– más rápido de lo previsto podría hacer tambalear el mercado de valores.

“Hay cierta preocupación por la situación de la política monetaria”, dijo Peter Kenny, fundador de Kenny’s Commentary LLC y Strategic Board Solutions Llc en Nueva York. “No hay duda de que la Fed va a abordar el elefante en la habitación, y eso es la inflación”, señaló. “Parece que la inflación no es transitoria”, agregó.

Sin embargo, las pérdidas en Wall Street y en Europa fueron modestas en comparación con los descensos de la noche en China. El índice chino CSI300 cayó un 3.5%, mientras que el índice Hang Seng Tech se desplomó casi un 8%, perdiendo la friolera de un 17% en solo tres días.

Además, están atentos los inversores en divisas. El índice del dólar cayó un 0.17%, y un dólar más débil hizo subir al euro un 0.16%, hasta los 1.1821 dólares. Las criptomonedas también sucumbieron al tono cauteloso de los mercados y recortaron las ganancias anteriores. El bitcóin subió por última vez un 1.8%, llegando a los 37.960,44 dólares, recuperando algunas pérdidas después de que Amazon.com Inc hiciera un desmentido respecto a un informe de noticias del pasado fin de semana, que decía que se estaba preparando para aceptar criptodivisas.

Publicidad