El bajo dominio del idioma inglés en México limita las oportunidades que le brindan sus acuerdos comerciales, su ubicación geográfica y su bono demográfico para acelerar el crecimiento económico, indicó Tannia Domenzain, directora de Reclutamiento y Desarrollo de Empleados de EF Education First.

La firma reveló la última medición sobre el dominio del idioma inglés, donde México quedó en el lugar 82 de 100 naciones, incluso por abajo de países como Angola, Marruecos o Venezuela.

“Existe una correlación entre el nivel de inglés de un país con diferentes factores de desarrollo y la competitividad como son la innovación, adopción tecnológica y conectividad, a la par de que la carencia de las habilidades del idioma amplía la desigualdad y dificulta la movilidad social de las personas”, indicó.

Te puede interesar: Mujeres serán principales afectadas por pobreza y precariedad laboral postpandemia 

Por primera vez, México cayó al nivel “muy bajo” del dominio del inglés, luego de años de mantenerse en el nivel “bajo”, al retroceder 15 posiciones respecto a la medición previa (67) y en América Latina ocupó la posición 18 entre 19 países analizados.

Mientras que en los países avanzados con alto dominio del inglés, el ingreso per cápita alcanza 44 mil dólares al año, en los países con un nivel de dominio del inglés “muy bajo”, como en el que se encuentra México, no superan los 10 mil dólares per cápita, según datos del Banco Mundial, lo que evidencia la falta de oportunidades para el desarrollo e ingreso de los habitantes.

“Pone en relieve la importancia de relacionar y conectar el desarrollo de un país en todas sus caras; por ejemplo, ha sido claro cómo ha bajado el apoyo del gobierno para el presupuesto de becas en el extranjero, pero también hay necesidades en la preparación en el idioma para acceder a becas en el extranjero o información de investigaciones sobre disciplinas que la actualidad demandan como las biociencias o las tecnologías de la información, una vez que el 70 por ciento del contenido en la web está en inglés”, expuso.

Agregó que en los últimos años se percibe un desinterés en el inglés en las políticas educativas del país.

Publicidad