Xalapa, Ver.- El alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero, admitió que el robo de agua potable en la ciudad es un problema que afecta al suministro del líquido; sin embargo, dijo que denunciar no es tema de su competencia. 

Tras la fuga registrada este viernes en la caseta 36 y 37 de la línea de distribución de agua de la localidad de Paso del obispo en Teocelo, el alcalde admitió que el suministro se vio reducido en 50 por ciento.

El alcalde, agregó que este problema es tema federal porque se trata de un tema de seguridad nacional.  

“Que se sancione a quien robe el agua porque perforan la tubería, la instalación hidráulica y buscan obtener de manera ilegal el agua, tienen que ser sancionados porque es un problema muy grave, ustedes vieron el daño que nos causó” 

Además, pidió a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), que intervenga en este caso ya que recordó el agua es un tema de seguridad nacional como la gasolina. 

“Que intervenga, porque es un tema de índole federal, las instalaciones de agua son de seguridad nacional, casi como la gasolina (…) en el caso del agua es hasta peor porque ponen en situaciones delicadas a nuestra gente. Junto con Conagua vamos a proceder para sancionarlos”.

Admitió que hay cuatro casetas en donde se ha detectado la presencia de tomas clandestinas, por lo cual pidió que se realice una estrategia para evitar el robo del agua ya que han sido desconectados en varias ocasiones y vuelven a incurrir en este delito. 

Publicidad