El director general de Promoción de la Salud del Gobierno de México, Ricardo Cortés Alcalá, confirmó que Veracruz retornó al semáforo naranja o de riesgo alto en el semáforo epidemiológico de COVID-19.

Lo anterior, aunque en el país ya no hay entidades en semáforo rojo.

El funcionario federal dijo que el Estado veracruzano promedia 16 puntos, los necesarios para pasar de amarillo a naranja.

En incidencia de casos estimados activos por cada 100 mil habitantes el Estado promedia 16.2; en mortalidad 7.88.

En camas generales 38.5; en camas con ventilador 27.37; en positividad 61.0; en presentación de casos de síndrome COVID-19 promedia 0.0200; en mortalidad IRAG por 100 mil habitantes 0.0265; en personas hospitalizadas por IRAG 0.0392.

“En general el país está pintado de naranja, hay estados específicamente Tabasco, Oaxaca, Guerrero y Veracruz que llegaron a 16; hubo un ligero incremento en el riesgo y los indicadores del semáforo.

“Nos da gusto saber que el semáforo es los suficientemente sensible para detectar pequeños movimientos en el riesgo epidémico y han subido a 16, están en semáforo naranja pero en el límite”, externó Cortés Alcalá.

De esta manera, 24 Estados tendrán color naranja y 8 estarán en color amarillo.

Sonora, Tamaulipas, Tlaxcala, Morelos, Chihuahua, Chiapas, Campeche y Quintana Roo son las entidades que tendrán Semáforo Amarillo durante dos semanas.

Por su parte Baja California, Yucatán, Coahuila, Nuevo León, Tabasco, Oaxaca, Sinaloa, Durango, Guerrero, Puebla, Ciudad de México, Estado de México, Michoacán, Veracruz, Querétaro, Guanajuato, Jalisco, San Luis Potosí, Baja California Sur, Zacatecas, Colima, Nayarit, Aguascalientes e Hidalgo tendrán Semáforo Naranja.

Publicidad