El calor empezó a dar tregua en la entidad pues según el reporte de la Secretaría de Protección Civil, en las próximas 24 se tendrán condiciones para la presencia de nieblas, lloviznas y lluvias, las más importantes en regiones de montaña. 

Estiman que el ambiente se tornará fresco a templado en montaña y templado a relativamente caluroso en llanura y costa.  En la zona litoral se mantendrá viento del Norte y Noroeste de 40 a 50 kilómetros por hora con rachas de 60 a 75 kilómetros por hora principalmente en las costas centro y sur.  

Ante ello, se recomienda seguir extremando las precauciones, acatar las indicaciones de las autoridades locales de protección civil, evitar acciones que puedan dar origen a incendios forestales, de pastizal y de basureros.  

La probabilidad de lluvias con tormentas se concentrará en estados del este y sureste del país, así como en sectores de la frontera norte y regiones del sur, con los máximos acumulados en amplias zonas de la Península de Yucatán y Chiapas.  

Los valores de la temperatura máxima descenderán en el norte, noreste, este y algunos sectores de sureste del territorio nacional, y continuarán altos en el resto con los máximos en los estados de Yucatán, Quintana Roo, gran parte de Guerrero y de Chiapas, Morelos y en regiones de Michoacán y norte de Oaxaca; mientras tanto, el ambiente fresco a frío seguirá presentándose por la noche y madrugada con heladas a lo largo de las sierras del noroeste, centro y este del país. 

Los modelos de pronóstico muestran para los siguientes siete días precipitaciones acumuladas dentro o por arriba al promedio en la zona norte y regiones montañosas y déficit en el resto; en tanto la temperatura media estaría dentro o por abajo de sus valores promedios.  

Publicidad