El apoyo a campesinos por parte del Gobierno federal consiste en el pago de 90 pesos por hectárea, señaló el presidente de la Asociación Ganadera Local “El Torito”, Luciano Pérez Ramos.

Aseguró que este recurso que da la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) se traducen en vales de 180 pesos para los pequeños productores, lo cual consideró que no alcanza.

Por ello, criticó que las autoridades aseguren públicamente que respaldan al sector campesino, pero la mayoría de los pequeños productores gastan más en gestionar los recursos ante las dependencias que lo que reciben.

“Me parece que es una burla que nos den 180 pesos por cultivar pasto en nuestros terrenos, me parece que es una burla por parte de quienes representan la Sagarpa. El Gobierno cacaraquea que está apoyando al campo, pero no es así en la realidad”.

Piso como ejemplo que gestionó su vale en el Centro de Apoyo al Desarrollo Rural (CADER) del mismo municipio desde inicio de año y al darse cuenta de la cantidad resultó en “una pérdida” de tiempo.

“180 pesos para qué nos sirven, estos apoyos ya tiene rato que los gestionamos, a inicios de este año nos manifestaron que en este año solo iban a dar 90 pesos por hectárea”.

Añadió que el CADER los registró como si cultivaran pasto para entregarles la ayuda, cuando en realidad la mayoría de los pobladores cultiva maíz.

“Para viajar de la localidad de Dehesa a Acayucan tengo que pagar 30 pesos de viaje, más el taxi al CADER, lo que nos queda del subsidio al campo es prácticamente nada. Ellos nos pusieron que cultivamos pasto, cuando en realidad cultivo maíz, mi terreno es de 10 hectáreas pero solo están sembradas dos”.

Publicidad