El reportero y locutor de Oriestéreo FM, Jacinto Romero Flores, fue asesinado en el municipio de Ixtaczoquitlán.

En marzo de este año había denunciado amenazas tras publicar una nota contra funcionarios de Texhuacan. El asesinado del reportero ocurrió cuando desconocidos le dispararon a Romero Flores cuando este viajaba en su automóvil sobre el bulevar Reforma en Ixtaczoquitlán. 

El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, aseguró que están tras los agresores y que las agresiones contra los medios de comunicación “no quedará impune”, y que tampoco se permitirán actos que amedrenten a la población. 

“Reiteramos que no se permitirá que intenten amedrentar a la población y en particular, mucho menos a los periodistas, por lo que cualquier intento en ese sentido no quedará impune. Estamos ya tras los agresores del atentado contra un reportero en el municipio de Ixtaczoquitlán”.

Te puede interesar: Sindicato magisterial exige que orden de regreso a las aulas se entregue por escrito

El 1 de marzo de este año se informó que el reportero fue amenazado por una nota en la que señaló presuntos abusos de autoridad por parte de elementos de la Policía Municipal en una fiesta de XV años en el municipio de Texhuacan.

Esto porque señaló a policías municipales de balear a un joven durante un operativo en la fiesta; dijo que los implicados eran sobrinos de la síndica y uno más del alcalde de Texhuacan. 

El reportero solicitó apoyo de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas del estado de Veracruz (CEAPP), pero este jueves fue asesinado.

Publicidad