Xalapa, Ver. En el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Pacho Viejo, en Coatepec, se ha incrementado el número de fallecimientos de internos a causa del coronavirus COVID-19. 

A la redacción de Palabras Claras llegó la queja de familiares de un interno que falleció el 17 de junio tras haber sido internado en el Centro de Alta Especialidad “Doctor Rafael Lucio”, en esta ciudad el pasado 4 de junio. 

Este sería al menos el segundo caso que se reporta, el primero que se dio cuenta en este espacio se trató de Fermín, quien falleció el pasado 18 de junio en el CAE, tras lograr un amparo que obligó a las autoridades a brindarle atención médica. 

Te puede interesar: Se contrataron médicos cubanos porque los nacionales se negaron a trabajar durante la pandemia: Cuitláhuac García

En este segundo caso se trata de César, un interno que falleció a causa de las complicaciones del COVID-19, a pesar de que no existe la aceptación de las autoridades de que haya un brote de contagio en este penal. 

“El 17 de junio, falleció mi hermano César por el mismo motivo, también era recluso de dicho penal, ingresó el 4 de junio al CAE, por lo que veo habrá muchos más casos y siguen negando que dentro del penal hay contagios por coronavirus“, señaló su hermana.

Acusó que además el penal no se hace cargo de los gastos médicos, ni de hospitalización y mucho menos funerarios de los internos. 

“Pero sí ‘sugieren’ que el acta de defunción no diga que fue por covid-19, y se nos pide mucha discreción, que no se sepa que hay contagios dentro para que los familiares de los internos no se aglomeren en las instalaciones”, acusó.

Incluso, señaló que hay pruebas de que su hermano estaba bajo custodia del penal y el acta de defunción que señala que murió por COVID-19.

“Las autoridades lo han negado y seguirán haciéndolo”, advirtió.

Publicidad