(SPI).- En la localidad Ojite de Matamoros del municipio de Coxquihui, en el norte de Veracruz, se registró un brote de enfermedad respiratoria aguda que ha dejado dos niños muertos y once más hospitalizados.

La Secretaría de Salud y Asistencia, reportó que se tomaron muestras para descartar influenza en los pacientes hospitalizados, mismas que se enviaron al Laboratorio Estatal de Salud Pública para su diagnóstico.

De acuerdo con un comunicado de prensa del Gobierno del estado, dos menores de 5 años han fallecido (uno ocurrido en un hospital de Puebla con diagnóstico de cuadro asmatiforme y otro de 4 años con dx de coagulación intravascular diseminada, insuficiencia renal aguda y shock séptico).

El día 4 del presente se internó en el Hospital de Poza Rica, de los SESVER, una menor de 4 años, prima de una de las defunciones, con un cuadro respiratorio de 20 días de evolución, complicado.

El día 6 del presente, por la noche, se recibieron en el hospital de Poza Rica 10 menores de 5 años de edad de la localidad también con un cuadro respiratorio agudo, atendidos y dados de alta por mejoría. Actualmente sólo uno hospitalizado.

Ante esta situación, en coordinación con personal de IMSS Prospera y una Brigada de la Jurisdicción Sanitaria de Poza Rica, se realizó la investigación de la situación en la localidad.

La brigada en la localidad realizó la investigación de las dos defunciones y los diagnósticos determinaron que era un cuadro respiratorio agudo, que posteriormente se complicó.

Se realizaron 275 visitas domiciliarias y se derivó a todo paciente que se identificó con patología respiratoria al consultorio para su revisión.

Se instaló un consultorio y se otorgaron 31 consultas derivadas de las visitas domiciliarias, se encontraron: infección de vías respiratorias, conjuntivitis, Infección de vías urinarias.

Se identificaron 4 menores de entre 9 meses y 4 años de edad con sintomatología respiratoria, tres manejados en forma ambulatoria y uno referido al hospital de Poza Rica.

Se les tomó muestra de exudado nasofaríngeo para su envío al Laboratorio Estatal de Salud Pública.

Se visitó la escuela preescolar María Montessori, identificando que el depósito de agua se encuentra sucio y la existencia de mobiliario que ya no se utiliza.

De acuerdo con la información recabada, el gobierno estatal dijo que se trata de un brote de enfermedad respiratoria aguda.

Publicidad