Xalapa, Ver.- El director de Atención a Migrantes del Estado de Veracruz, Carlos Enrique Escalante, dio a conocer que antes de que se endurecieran las medidas migratorias del gobierno de Estados Unidos, un aproximado de 10 mil veracruzanos viajaron a ese país a trabajar, en diversos sectores, bajo el amparo de programas oficiales.

Señaló que estos veracruzanos se fueron desde el año 2018 y algunos han comenzado a regresar de acuerdo al periodo que acordaron irse, mientras que otros todavía continúan laborando en el país del norte.

Comentó que el 80 por ciento de los veracruzanos fueron hombres y un 20 por ciento mujeres originarias de municipios como Agua Dulce, Tierra Blanca, Córdoba, Tlapacoyan y algunos otros más rurales. Comentó que los mexicanos llegan a trabajar en áreas donde los norteamericanos se niegan a realizar, como la limpieza y el campo, principalmente, así como la construcción, albañilería.

Dijo que a diario, se presenta el paso de mexicanos pese a las amenazas del gobierno de Donald Trump, en cuanto a la migración, sin embargo, la cifra oficial registrada ante la dependencia es de 10 mil, que lograron cruzar con papeles para laborar por un tiempo.

Reconoció que la falta de oportunidades en nuestro país, sigue siendo un factor determinante para que las personas quieran buscar una mejor condición de vida y arriesgarse a irse a Estados Unidos para trabajar y tratar de ahorra algo de dinero.

En ese sentido, dijo que hay asociaciones establecidas en algunos municipios de la entidad, donde se encargan de realizar todos los trámites para conseguir las visas de trabajo para las personas interesadas e incluso los conectan para que lleguen directo a trabajar.

“Podemos decir que son muchos más pues día a día van pasando y se van a realizar trabajos que los norteamericanos no quieren hacer, principalmente en el campo en la cosecha de naranja, tomate y otros alimentos”, refirió.

Publicidad