El Instituto Veracruzano de la Cultura (Ivec) se suma a la celebración de Cumbre Tajín en su vigésima edición con la exposición Con sabor a barro, la cual reúne 20 piezas que permitirán conocer el trabajo de alfarería indígena del acervo de la colección de Ida Rodríguez Prampolini, Sofía Larios, el Covac y el acervo del Ivec. La muestra se inaugura el miércoles 20 de marzo, en el Auditorio Juan Simbrón del parque Takilhsukut, sede de Cumbre Tajín.

Con sabor a barro es una propuesta con objetos de diversas localidades, entre ellas la de Blanca Espuma, un municipio de Alto Lucero donde radica un grupo de mujeres que elaboran vasijas de barro, material que es “arrancado” por los varones en el barrial situado a un kilómetro de la región. Cada pieza es modelada a mano y se le aplica un baño de engobe en color rojo. Los diseños y decorados han permanecido a través del tiempo no sólo como un arte, sino también como una tradición ancestral.

De la misma manera, Atlehuaya, Chumatlán, Atlahuilco y Zacamilola son los lugares del estado de Veracruz de donde provienen las jarras, ollas, vasijas y cántaros decorados que componen esta muestra y que desde antaño han fungido como utilería de la vida diaria, resguardando semillas, alimentos y agua para las épocas de sequía. Actualmente estos objetos se siguen confeccionando por descendientes de los antiguos pobladores y constituyen una fuente importante de ingresos al ser apreciados por los turistas como hermosas artesanías decorativas.

La alfarería de las comunidades veracruzanas mantiene una identidad y se diferencia de otras debido a que, mientras los mestizos se aproximan a las innovaciones compitiendo con los mercados regionales y nacionales, los indígenas respetan la tradición manteniendo las formas, colores y materiales acordes a la cosmovisión de sus ancestros.

Te esperamos para aprender más sobre la tradición indígena en Cumbre Tajín, del 20 al 24 de marzo de 2019.

Publicidad