La administración de Jorge Winckler fue denunciada por el manejo irregular de casi 4 millones de pesos del fondo revolvente de la Fiscalía.

Sin embargo, continúan acumulándose anomalías, pues dejó al organismo con pasivos de casi 252 millones de pesos de fondos relacionados con los empleados y con proveedores.

Luego de que asumió el cargo, Verónica Hernández Giadáns procedió por la desaparición de casi 4 millones de pesos.

Los recursos pertenecían al llamado Fondo Revolvente, mismo que se destina a pagos por necesidades urgentes y que por Ley se deben de regularizar.

Se confirmó que abrió la investigación FGE/FECCEV/380/2019, con lo que se busca determinar responsabilidades legales contra el o los responsables.

Pese a esto, no es la única irregularidad que heredó Winckler Ortiz, quien fue separado del cargo en septiembre pasado por la Diputación Permanente.

El organismo tendría pasivos por casi 252 millones de pesos con instancias como el Sistema de Ahorro para el Retiro; el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto de Pensiones del Estado, así como proveedores y contratistas, entre otros rubros.

Se espera que esta y otros señalamientos sean presentados por la fiscal encargada al Congreso del Estado durante su comparecencia, programada para el próximo martes ante el Congreso del Estado.

Publicidad