SPI).- En los primeros cuatro meses del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares ha habido un desencanto ante el incremento de ejecuciones en el estado, que en promedio acontecen cada seis horas

“El caso de Veracruz llama fuertemente la atención por la gran expectativa que en materia de seguridad generó en campaña el actual gobernador Miguel Ángel Yunes, autodenominado “experto en seguridad”.

El ex candidato del PRI a la gubernatura, reveló que el mes de marzo se ha convertido en el peor de la historia de Veracruz e materia de seguridad, pues se tiene un registro de 183 ejecutados, alcanzando 526 ejecuciones en sus primeros cuatro meses de “gobierno”.

Consideró que el desencanto de los veracruzanos por el gobernador Miguel Yunes llegó muy rápido, al incumplir éste su atribución constitucional de velar por la conservación del orden, tranquilidad y seguridad del Estado.

“Disponiendo al efecto de las corporaciones policiales estatales, y de las municipales en aquellos casos que juzgue como de fuerza mayor o alteración grave del orden público; así como impedir los abusos de la fuerza pública a su cargo en contra de los ciudadanos, haciendo efectiva la responsabilidad en que aquélla incurriera;”.

Lamentó la indiferencia de Yunes ante el exhorto que oportunamente se le hizo de hacer un alto en el camino, de serenarse y reflexionar, para que compusiera lo que hubiera que componer.

“Miguel Ángel Yunes está “aduartado”. A escasos días de iniciado su gobierno declaraba que en Veracruz sólo se robaban coca-colas y 100 pesos, después, que la inseguridad era un problema de percepción ciudadana; luego, recurrió a otra excusa también usada en el anterior gobierno: que las ejecuciones son producto del enfrentamiento entre bandas del crimen organizado”.

Lo cierto, dijo, es que la realidad está superándolo cada día. Las ejecuciones y levantones no es sólo un problema entre delincuentes.

“El viernes en Tantoyuca, al norte del estado de Veracruz, fueron secuestrados y asesinados dos maestros rurales. Antier, en Xalapa, la ciudad capital, una señora estuvo a punto de ser secuestrada en “Superama” de no ser por la inmediata y heroica determinación de un conocido xalapeño, quien no es “experto en seguridad”, pero impidió que la secuestraran al momento que a “cachazos” intentaban someterla”.

Ante el incremento de delitos y en lo que concluye este “gobierno del cambio”, recordó que Luis Donaldo Colosio decía que la reversa también era un cambio.

“Veracruz no quiere más excusas ni justificaciones ante el incremento de la inseguridad. Requiere de líneas de acción planeadas concienzudamente”.

Publicidad