Xalapa, Ver. Con dos casos confirmados de COVID-19, el alcalde de Banderilla, Juan Manuel Rivera González, dijo que “no puede hacer nada” ante la decisión de los pacientes de caminar libremente por el municipio.  

A pesar de significar un riesgo grave de contagio, el alcalde admitió a su homólogo de Xalapa que no ha logrado que los casos positivos se mantengan en sus hogares porque “apelan a sus derechos humanos”.

“Se mueve libremente por las calles sin cubrebocas, yo no tengo herramientas ahí para impedirle que salga de su casa“, admitió el edil que a decir que los pobladores está encerrado a “piedra y lodo“ dentro de su vivienda para evitar contagios. 

El riesgo es que además del ciudadano que se niega a mantenerse en resguardo para no contagiar a más personas, hay otro caso confirmado que se ha dicho se trata de un trabajador del área de Imagen Urbana.

A pesar del riesgo sanitario que conlleva, la autoridad municipal se ha negado a darlo a conocer para evitar quejas de la población; sin embargo, los compañeros del caso positivo ahora tienen temor de haber sido contagiado.

Lo anterior toda vez que su personal cercano sigue yendo a trabajar, a pesar de que por seguridad deben enviarse a sus hogares para resguardo de 14 días.

Ante ello, los ciudadanos demandaron al alcalde que tome acciones para evitar el incremento masivo de casos del virus SARS-CoV2.

Publicidad