Pese al mal estado de la carretera de Alto Lucero, que se deslavó hace unos días, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez negó que la fractura en la vialidad se deba a su mala calidad, luego de que fue inaugurada por su gobierno hace apenas dos meses. 

Dijo que se debió a la cantidad de lluvias que se han registrado en el estado y que será rehabilitada con recursos del estado dado que no se podría usar la fianza de la constructora.

“Vamos a estar reparando esa obra sin lugar a dudas (…) Ante un desastre natural no aplica la fianza, por eso nos toca a nosotros; en este caso la obra está bien hecha pero hubo un deslave y no es la única (…) Tenemos que hacer la obra nosotros, no obstante siempre hemos recibido apoyo de las empresas”. 

Te puede interesar: Vulnerabilidad financiera: Pemex adeuda más de 53 mil millones

El concreto se fracturó en la zona de Ojo Zarco y Jacales, tras las lluvias de las últimas semanas, a pesar de que había sido puesta en marcha apenas el pasado 13 de julio.  

Sobre la búsqueda de una persona de Úrsulo Galván que fue arrastrado por un arroyo hace siete días, el Gobernador indicó que aunque la familia pidió desviar las aguas para poder encontrarlo, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) determinó que no es posible. 

Publicidad