A la fecha el Gobierno de Cuitláhuac García Jiménez reporta estar saldando las expropiaciones que efectuó su antecesor, Miguel Ángel Yunes Linares, tal es el caso de la casa de descanso de Javier Duarte en Tlacotalpan.

Lo anterior, aunque el exmandatario panista aseveró que la indemnización de la vivienda no fue reclamada por la propietaria.

Sin embargo, este lunes el Ejecutivo reveló que tuvieron que saldar “un costo tremendo” por dicha propiedad.

Cabe señalar que el inmueble incluso estaba comprometido en un juicio mercantil, ya que la propietaria Claudia Patricia Grajales Romo debía un crédito quirografario.

Sin embargo, el Gobernador del PAN decretó la expropiación, según consta en la Gaceta Oficial extraordinaria número 162 del 24 de abril de 2017.

Te puede interesar: Menos estudiantes en Xalapa y también menos residuos sólidos

Por la vivienda de Tlacotalpan, el propio Gobierno de Yunes Linares reportó haber destinado una partida de 2 millones 966 mil 261.20 pesos, a cargo del presupuesto estatal, para indemnizar a la ciudadana Grajales Romo.

TLACOTALPAN, VERACRUZ, 01MAYO2017.- El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, entregó al Secretario de Turismo, Leopoldo Domínguez, las llaves de la casa que fue expropiada al ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, que se ubica a orillas del río Papaloapan; realizaron un recorrido con medios de comunicación donde se observan piezas de arte y los lujos del que gustaba el ahora preso en Guatemala. FOTO: ILSE HUESCA /CUARTOSCURO.COM

Aunque la casa se expropió, desde entonces estaba gravada con efectos frente a terceros en favor de la persona moral de derecho mercantil denominada “Siembras” S.A. de C.V., hasta por la cantidad de 4 millones 848 mil 424.70 pesos.

Esto con motivo de un auto de exequendo, o acto de ejecución, dictado dentro del Juicio Ejecutivo Mercantil número 866/2011/II por el Juzgado Segundo de Primera Instancia del Distrito Judicial de San Andrés Tuxtla: “en razón de presunta falta de pago de un crédito quirografario librado por la diversa persona moral causante de los derechos de propiedad de la C. Claudia Patricia Grajales Romo”.

Por lo anterior, el Gobierno de Yunes Linares determinó dejar a salvo los derechos de crédito personal que “Siembras” S.A. de C.V., hiciera valer, “para que los haga efectivos en la vía y forma que estime procedentes”, dejando este conflicto una vez que concluyó su administración.

Grajales Romo es esposa del empresario azucarero Francisco García González, cuya familia manejó el ingenio San Francisco en Lerdo de Tejada. La vivienda expropiada se construyó en un terreno que pertenecía originalmente al ingenio, aunque fue vendida a Grajales Romo en 455 mil 300 pesos en 2012.

Luego del trámite, en mayo de 2017, Yunes Linares dio la posesión formal de la casa al entonces Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC) y al Ayuntamiento de Tlacotalpan, reportando que el bien tiene un valor real de entre 10 y 15 millones de pesos, es decir, que sólo se pagó una quinta parte del valor.

Durante el evento oficial el exgobernador del PAN aseveró que “los prestanombres de Duarte” no reclamaron la propiedad tras el decreto expropiatorio, puesto que sabían que los recursos con los que fue adquirida eran de origen ilícito.

“El prestanombres, Francisco González García, ‘El Franky’, no hizo ninguna reclamación, su esposa, que es a nombre de quien aparece la propiedad, no se presentó a oponerse”.

“Si ellos reclaman alguna indemnización, tendrán que acudir primero a la Fiscalía porque hay carpetas de investigación en contra del ‘Franky’ no sólo por este bien sino por muchos otros bienes que fueron adquiridos con recursos públicos de los veracruzanos y que fueron desviados”, dijo el panista a REFORMA.

En el caso del rancho “Las Mesas”, actualmente García Jiménez busca el permiso de la LXV Legislatura de Veracruz para enajenar a título gratuito ad corpus el 66 por ciento de su superficie a favor del gobierno federal, con destino a la Secretaría de la Defensa Nacional, para el desarrollo de actividades castrenses.

Las 93 hectáreas estaban en copropiedad de Moisés Mansur Cysneiros, con José Juan Jainero Rodríguez y Rafael Gerardo Rosas Bocardo, supuestos prestanombres de Duarte, pero fue asegurada por la extinta FGR en octubre de 2016.

Posteriormente Moisés Mansur Cysneiros promovió amparos ante la justicia federal para recuperar la parte proporcional del rancho que fue decomisada a Duarte de Ochoa, como parte de su condena por asociación delictuosa y lavado de dinero del septiembre del 2018.

De acuerdo con García Jiménez, por dicho bien también se tuvo que pagar dinero del Gobierno del Estado.

“¿Cuál recuperación? Y así todos, incluyendo esto que ahora va a la SEDENA; va a ir precisamente a la SEDENA porque dejaron tan mal la propiedad. Hay un tercero y tenemos que proteger el Derecho del tercero, nada más para que se den cuenta y que se diga bien el gran engaño que fue eso (…).

“En estos días quedó evidenciado que fue un engaño, fue un arreglo; pues sí, te lo expropio y te lo pago, pero déjame decir que yo lo recuperé y ya, que el Gobierno que viene cargue la bolita y a ver qué hace”, reveló el Gobernador este lunes.

Publicidad