El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, se deslindó de la exigencia de personal de salud para ser vacunados contra el covid-19, ya que dijo es un tema que compete a la federación; incluso, recordó que para minimizar el riesgo de contagio “hay protocolos”.

El mandatario añadió que ningún médico se negaría a atender a un paciente “infectado” con VIH por no estar vacunado contra esta enfermedad. 

“Incluso para operar hay protocolos, para atender a un paciente con una enfermedad contagiosa hay protocolos y nunca un médico le dice a alguien infectado con VIH ‘como no estoy vacunado contra el VIH no te puedo atender’, todos los médicos los médicos saben que cumpliendo el protocolo se puede atender, estudiaron eso”. 

No obstante, dijo que enviará la solicitud del sector salud a la federación, que es la responsable de la distribución de la vacunas y la estrategia. 

 “Pedí que se les recibiera, que se les dijera que vamos a trasladar la petición al a federación; recordemos que la estrategia sanitaria está apegada a los criterio de la federación porque ellos tienen la vacuna y ellos la liberan”.

Agregó que actualmente casi un millón de veracruzanos ya recibió la vacuna contra el covid-19, entre adultos mayores, personal de salud y educativo.

Publicidad