(SPI).- Alcaldes y habitantes de los municipios de Citlaltépetl, Cerro Azul, Chontla y Chalma, se manifestaron en el Palacio Legislativo para denunciar un “fraude” en la concesión del servicio de alumbrado público.

Con gritos, los manifestantes interrumpieron la sesión de los diputados locales y exigieron no aprobar el contrato de asociación público-privada entre las autoridades de sus ayuntamientos y la empresa NL Technologies.

Una de las quejosas denunció que la empresa ya está haciendo la instalación de luminarias, a pesar de que ni siquiera se ha formado el contrato con el Ayuntamiento.

“A última hora están instalando las luminarias cuando no está integrado con formalidad el contrato, entonces lo que pedimos es que no se lleve a cabo el registro de la deuda ante la Secretarías de Finanzas y Planeación (Sefiplan) del estado y de Hacienda y Crédito Público (SHCP) federal”.

Y es que en Citlaltépetl de aprobó la contratación de luminarias que costarían 8 millones de pesos, pero al ser pagaderos a 15 años, el monto podría elevarse a los 38 millones de pesos, beneficiando únicamente al corporativo en cuestión.

Ante esto, los inconformes denunciaron que para el cambio de luminarias en dichos municipios se entregaron contratos que carecen de legalidad y de transparencia.

“Los contratos fueron aprobados a puerta cerrada y en lo oscurito por los cabildos y posteriormente por la Legislatura local, sin que mediara una licitación pública nacional como lo señala la Ley de Adquisiciones, Arrendamiento, Administración y enajenación de bienes muebles en el Estado de Veracruz y la Ley de Asociaciones Público-Privadas para el Estado de Veracruz”.

Cabe destacar que no fue la única manifestación durante la última sesión de este año en el Congreso local, pues activistas de la comunidad LGBTTI, en contra de la iniciativa popular entregada por una asociación civil para establecer que la educación sexual y reproductiva, la familia y el matrimonio sólo corresponden y deben ser ejercidas por los padres.

Al respecto, la activista Jazz Bustamante consideró que es grave que se intente inmiscuir temas religiosos en el Estado laico.

“Es terrible que estén hablando que la educación y los valores correspondan a ese modelo de familia (tradicional) y religiosa. Sí, corresponde a cada quien tener religión, pero fuera de las escuelas, porque dentro deben acatar el Estado Laico y lo están vulnerando totalmente al decir que eso solamente corresponde a los padres y conforme a su religión”.

Insistió que con la iniciativa que presentó la organización “Sí Vida, Sí Familia” y que dio entrada la presidenta de la Mesa Directiva, María Elisa Manterola Sáinz, se busca “chantajear políticamente” a los diputados.

La Iniciativa incluye elevar a rango constitucional a la familia y el matrimonio, como referentes en la elaboración de políticas públicas que la refuercen; establecer que los padres son quienes tienen injerencia en la educación de los hijos y someter a plebiscito los Planes Estatales y Municipales de Desarrollo con el fin que estén legitimados por las y los ciudadanos.

“Ellos no se deben meter en temas de educación, esta debe ser laica, es lamentable que se quieran meter a las escuelas”.

Publicidad