Xalapa, Ver. Con el aumento de los niveles de ansiedad en el estado y la urgencia de atención de psicólogos para quienes enfrentan esta situación, trastornos del sueño y hasta depresión, el Gobierno de Veracruz deshabilitó las líneas telefónicas que funcionaban para la atención de la población.

Durante cada noche, el secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, informa sobre la actualización de la pandemia generada por el coronavirus COVID-19 en la entidad; junto con él aparecen otras funcionarias que exhortan a la población a marcar al teléfono 01 800 911 2000 para ser atendidos por psicólogos. 

Te puede interesar: Los jóvenes sienten más ansiedad y depresión por el COVID-19 que los grupos de riesgo

Pese a ello, el teléfono no es contestado por nadie; más aún, las líneas fueron descolgadas y dejaron al desamparo a quienes en un último intento por sentirse mejor marcan en busca de ayuda.

A nivel internacional se ha dicho que la tasa de casos de ansiedad y depresión ha aumentado con el confinamiento, que en el caso del estado de Veracruz ya tiene dos meses. 

Sin embargo, el Gobierno de Cuitláhuac García no ha brindado el apoyo psicológico, especialmente a adultos mayores, que enfrentan cuadros de ansiedad y depresión por el confinamiento y que deben acudir a otras alternativas como apoyo emocional a través de redes sociales.

Publicidad