La diputada local por el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), María Esther López Callejas, presentó un anteproyecto de punto de acuerdo para exhortar a los Gobiernos Estatal y Federal y que se declare Área Natural Protegida (ANP) a la “Laguna El Farallón”, para que de esta manera quede bajo la responsabilidad del municipio de Actopan.

La legisladora expuso que la baja precipitación anual, la práctica de la ganadería extensiva a los bordes de la laguna, la extracción de agua para riego de campos de caña de azúcar, así como factores adversos que afectan actualmente las características ecológicas del sitio, como el cambio de uso de suelo, dañan de manera directa su biodiversidad.

En tribuna, señaló que la contaminación agravada que sufre la mantiene en un estado “eco toxicológico que rompe ciclos biológicos y biogeoquímicos”, dañando la fauna y la flora local.

Igualmente denunció que recibe la descarga de residuos tóxicos provenientes de agroquímicos de la práctica agrícola colindante.

Alertó que ante la pérdida total de sus servicios ambientales es urgente establecer mediante un plan de manejo los criterios para la conservación y la restauración de la biodiversidad y de servicios ambientales que ésta provee.

Te puede interesar: Propone diputado aplicar “inhibición sexual” a violadores en Veracruz

“La laguna El Farallón por su importancia ecológica y por no tener conexión, ni alimentación de corrientes permanentes o intermitente con el mar, es un ecosistema declarado e identificado como ecosistema de equilibrio ecológico frágil, es un regulador del ciclo hidrológico, se llena de agua dulce porque recibe por escurrimiento superficial el agua de los cerros aledaños”, detalló.

López Callejas acotó que este cuerpo de agua es sustento de biodiversidad florística y faunística, ya que forma parte del corredor de aves rapaces más grandes del planeta. “Es zona de paso, descanso y alimentación de aves migratorias con algunas especies sujetas a Protección especial por NOM 059 SEMARNAT 2010”.

Agregó que el estado actual de impacto ambiental negativo coloca a la laguna “en permanente proceso de colmatación debido principalmente a la eliminación de la vegetación original que la rodea y que debía protegerla, sirviendo de trampa de sedimentos lo que se debe el incremento de áreas deforestadas de las partes altas y medias de los cerros próximos aumentando la cantidad de sedimentos que ingresan a ésta”.

Consideró que se debe establecer un plan de manejo estratégico de actuación inmediata a través de una ANP, cuya finalidad es la conservación no sólo de la biodiversidad y de sus servicios ecosistémicos, sino también de sus valores culturales asociados.

“La Laguna El Farallón es una zona de vulnerabilidad y debe ser legalmente consagrada por ser una sola es de relevancia ecológica, aunado a la importancia social por ser parte del sustento de las familias habitantes de la zona y económica por la importancia de este destino turístico de bajo impacto, que hoy ya no se práctica”, afirmó.

Planteó que de ser declarada como ANP, quede bajo la tutela del Ayuntamiento de Actopan, ya que aseveró que este municipio posee las características físicas, ambientales y sociales de biodiversidad para hacerse cargo de este ecosistema estratégico con capacidad administrativa y voluntad política para su creación y sostenibilidad en el tiempo.

Publicidad