(SPI).- El ex presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Veracruz (CCEV), Jesús Castañeda Nevárez, advirtió que empleados de los tres niveles de gobierno pueden ser susceptibles de robo de identidad, debido a que dependencias contratan despachos contables sin experiencia en el manejo de información.

Anotó que el robo de identidad ha crecido de manera exponencial desde la reforma Hacendaria que incluyó la Facturación electrónica, Nómina electrónica y Contabilidad electrónica.

El empresario comentó respecto a la noticia que afectó a un grupo de trabajadores del sector Salud al descubrirse su relación laboral con varias empresas supuestamente fantasmas, es apenas la punta del iceberg de una práctica delictiva de graves consecuencias.

Una de esas consecuencias es el robo de identidad, delito que se incrementó de manera significativa con la entrada de la reforma Hacendaria que determinó el uso de la tecnología como única vía para el cumplimiento de las nuevas obligaciones fiscales.

En el 2014, con la entrada en vigor de esas obligaciones fiscales (Facturación electrónica, Nómina electrónica y Contabilidad electrónica), advertí los riesgos que la sociedad mexicana correría y los impactos negativos que la incorporación de la tecnología representaría para muchos sectores productivos, pero no lo creyeron”, comentó.

Agregó que minimizar el robo de identidad ha ocasionado que en el proceso de Timbrado de la Nómina de los trabajadores de las dependencias de los tres niveles de gobierno se haya optado por hacerlas sin el mínimo rigor de exigencia en el tema de la seguridad de la información.

Refirió que los gobiernos han contratado despachos sin experiencia tecnológica y empresas que prestan sus servicios en plataformas web, quedando en manos externas y sitios webs, de donde puede ser sustraída por ciber delincuentes para el mal uso.

“Poniendo en grave posibilidad de quebranto financiero a la víctima, incluyendo la prisión por la posible defraudación fiscal que se ha tipificado por la legislación como delito grave; como quedó demostrad con los trabajadores del sector de salud”, afirmó.

Realizar procesos formales como la Facturación electrónica en los dispositivos móviles es exponer toda la información formal y oficial de empresas y personal, poniendo en riesgo el patrimonio e incluso la a libertad.

Castañeda Nevárez externó que, por lo que respecta a la situación de los trabajadores de la burocracia estatal y municipal, tendrán mucha razón si se preocupan al ver la situación que hoy viven los trabajadores del Sector Salud.

“Todos los empleados de los tres niveles de gobierno deben saber que están en esa posible situación de robo de identidad por no saber si su información, porque la dependencia pudiera estar utilizando una empresa inexperta para el servicio de Timbrado de la Nómina, por lo que más les valdría preguntar ahora para no tener que lamentar o lamentársela después”, concluyó el empresario xalapeño.

El subdelegado de la Condusef en Veracruz, Rafael Trillo Gracida dio a conocer que de acuerdo a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, Veracruz es el octavo lugar a nivel nacional en casos de este delito.

Las ciudades donde mayor se concentra el citado delito son: Veracruz, puerto, Boca del Río, Medellín, Xalapa, Poza Rica y Coatzacoalcos.

Los montos de las defraudaciones oscilan entre los 300 y 500 mil pesos y las instituciones bancarias más afectadas han sido: Bancomer, Banamex, Inbursa, Bancomer, Banamex, y Scotiabank y Banorte.

Publicidad