El grupo de madres y padres de familia de la primaria Enrique C. Rébsamen, de la localidad de El Mirador, del municipio de Chicontepec, que apoya el sistema estatal, pide que se respeten los acuerdos hechos ante funcionarios de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) para acabar con la división y conflicto entre paterfamilias, y por fin sus hijos puedan acceder al plantel a recibir clases.

A través de un video, los papás enviaron un mensaje a la SEV para decir que ellos aceptan que sus hijos estudien en el sistema estatal porque no han tenido problema alguno.

Consideran que aquellas madres y padres que exigen la educación federal bilingüe, pueden enseñar la lengua náhuatl a sus hijos desde casa, porque ahí es donde se aprende, tal como lo hace la mayoría de los pobladores, y sólo se refuerza en las aulas.

Niñas y niños también se sumaron a la petición de sus padres, para decir que ya quieren clases en la escuela. 

Y es que por el conflicto, los padres que iniciaron la protesta cerraron el plantel, por lo que los estudiantes que cursan el sistema estatal, reciben clases en el salón social de la localidad, expuestos a las inclemencias del tiempo, aunado a que no son las instalaciones adecuadas.

El grupo de familias afectado, dejó en claro que nadie los obliga a nada, actúan por cuenta propia, contrario a los que exigen el sistema federal bilingüe, porque son manipulados y no son libres de pensamiento.

Recordaron que antes no había problemas, todos los padres de familia y pobladores estaban contentos con la escuela estatal, hasta que llegó gente a minipular.

Por lo que reiteraron que están dispuestos al diálogo para llegar a acuerdos por el bien de las niñas y niños, quienes merecen se respete el derecho a la educación, y cuenten con una escuela digna para recibir sus clases.

Publicidad