Veracruz permanecerá con semáforo rojo o alerta máxima por el COVID-19; sin embargo, podría haber cambios en caso de ser necesario implementar acciones inmediatas contra el COVID-19.

Lo anterior lo informó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, al presentar el semáforo de riesgo epidémico que estará vigente durante la primera quincena de agosto.

En cuanto al porcentaje de ocupación hospitalaria para pacientes de Infección Respiratoria Aguda Grave (IRAG), Veracruz se encuentra en color naranja, con el 58 por ciento, sumando 3 puntos.

Además, por porcentaje de positividad tiene 70.66 por ciento, sumando 4 puntos en color rojo; así como una tendencia de casos hospitalizados de 0.1502, en color rojo, acumulando otros 4 puntos.

El único indicador en donde la entidad ocupa el color amarillo es el de tendencia de casos de síndrome COVID-19, con 0.05050, sumando 2 puntos, de ahí que el Estado promedia 3.1 puntos del semáforo, alcanzando el nivel de alerta máximo.

De acuerdo con el reporte de la Secretaría de Salud, las entidades de Aguascalientes, Baja California, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Morelos, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora y Tlaxcala son los estados en color naranja.

Mientras que Veracruz junto con Baja California Sur, Coahuila, Colima, Durango, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Puebla, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Yucatán y Zacatecas tendrán color rojo, es decir que están en máximo riesgo de contagio.

Comparado con la última actualización, Durango y Michoacán regresaron al color rojo, y Guanajuato, Oaxaca, Querétaro y Quintana Roo avanzaron a tono naranja. Son entonces 16 estados en naranja y 16 en rojo en el semáforo epidemiológico.

Publicidad