Se alerta que que hay grietas en el contenedor primario y en la alberca de supresión y pese a esto se analiza la posibilidad de aumentar su vida útil en otros 30 años.

Según el reporte de condición #89384 del pasado 2 de marzo, del que dio cuenta el semanario Proceso, las fallas incluyen no contar con el equipo específico para evaluar y dimensionar las grietas existentes en el contenedor primario del reactor y la alberca de supresión.

Lo anterior debería ser considerado por la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS) ante la solicitud de renovación de su licencia para operar 30 años más.

Según ese medio de Comunicación se recomienda la adquisición de un medidor óptico de espesor o grietómetro para identificar nuevas hendiduras de al menos 25 milímetros de espesor y 15 centímetros de largo, del cual la Comisión Federal de Electricidad (CFE) carece.

Y agregó que la planta tiene fugas radioactivas, problemas técnicos, manejo inadecuado de residuos y riesgo de saturación de desechos.

Pese a ello, El Informe Nacional sobre los Compromisos con la Convención sobre Seguridad Nuclear 2016-2018 indica que la CNSNS avaló en junio de 2018 el proyecto de aumento de potencia extendida para una potencia máxima de 2 mil 31/ megavatios térmicos, 20 por ciento más que la originalmente autorizada.

El informe agrega que entre enero de 2012 y 2018 se registraron 242 incidentes, como apagados de emergencia (scram) radioactividad por encima de los límites permitidos, Paros por Incumplimientos de Especificaciones Técnicas Operativas (ETO) y aumento de temperatura de agua de enfriamiento de los reactores.

En ese lapso se registró 20 ETO, 18 scram automáticos, y manuales y cuatro casos de presencia de radiación superior a los niveles permitidos, cuando la meta anual estipulada por la Asociación Mundial de Operadores Nucleares (WANO), a la cual pertenece la CFE, es de un scram.

En 2018 la Unidad 1 (U1) de Laguna Verde registró 23 incidentes y la Unidad 2 (U2) 2. En 2019ese indicador se sitúo en 12 y 22, respectivamente.

Ambos reactores sufrieron 13 paros técnicos cada uno por alta temperatura de agua de mar, que sirve para enfriar las máquinas. Además, la U2 registró dos scram manuales.

Uno de ños más serios de la U1 ocurrió el pasado 12 de febrero, cuando se registró alta radioactividad en un cuarto, ya que que durante las preparaciones para algunas pruebas de fuga en una válvula, personal de mantenimiento reportó que no estaba en su sitio el escudo que sirve de barrera para controlar el área con alta radiación.

Otro incidente es el de una empleada que sufrió contaminación interna de cobalto-58 y cobalto-60 en agosto de 2017.

Cabe recordar que en marzo de 2015 la CFE presentó la solicitud de renovación de licencia de operación de la planta por otros 30 años, la evaluación de la petición se inició el 4 de agosto de 2015 y la CNSNS ha emitido al menos 252 requerimientos de información adicional, de los cuales la CFE ha cubierto 170.

Los permisos de operación expiran el 24 de julio próximo para la U1 y el 10 de abril de 2025 para la U2. 

Proceso señala que la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias no ha sido bien evaluada por la Asociación Mundial de Operadores Nucleares, ya que su índice de desempeño la WANO establece que la U2 recibió una calificación total de 87 puntos, para situarse en el puesto 30 de 36 plantas evaluadas y la U1 DE 78.8 en el escalón 32.

En cuanto a las pérdidas de energía forzada, según Proceso, a U2 se colocó en el nivel medio de calificación, pero la U1 recibió 4.75, para situarse en el peor cuartil.

En materia de scrams automáticos no planeados, la asociación asignó 0.43 al reactor 2, lo que lo colocó en el peor del grupo. Lo mismo ocurrió con la tasa de accidentes de seguridad industrial en la que CNLV recibió 0.21, cuando el índice debía de ser menor a 0.2.

“Además, respecto a la dosis colectiva de exposición a radiación, la nucleoeléctrica fue la peor evaluada de todas las plantas. Esos indicadores la sitúan en el peor cuartil de desempeño, con otras 7 generadoras de Estados Unidos”, señala el reporte.

Publicidad