Xalapa, Ver. (SPI).- El director del Instituto de Ecología (Inecol), Martín Aluja Shuneman Hofer, consideró que la empresas Mexichem debe salir y dar la cara por la tragedia ocurrida en la planta de Clorados III en el complejo Pajaritos de Coatzacoalcos.

“Tiene la responsabilidad, como empresarios tienen la responsabilidad de informar a sus trabajadores, a la ciudadanía, el tipo de compuestos que utilizan y más en un accidente que es muy lamentable (…) creo enfáticamente que las empresas deben ser profesionales y muy responsables, éticas e informar”.

Dijo que la empresa debe ser honesta con la población porque ayuda a generar confianza entre la ciudadanía y evitar generar incertidumbre o desinformación.

Anuncios

“Lo peor que podemos generar es desinformación, zozobra, angustia, miedo, hay muchas escuelas (en la zona) y creo que los niños y los maestros deben estar tranquilos, los papás deben estar tranquilos de que no haya ningún tipo de riesgo”.

Shuneman Hofer agregó que por ello también se deben ampliar las investigaciones sobre los efectos dañinos a la salud y al medio ambiente, generados por la nube tóxica tras la explosión.

“En todos estos casos lo más razonable es hacer algunos pruebas del suelo, agua y aire, para verificar si existe algún contaminante peligroso, sobre todo para los niños, lo que tenemos que hacer es verificarlo. Hoy en día existen laboratorios muy eficientes que de manera muy rápida pueden identificar si existen o no ciertos compuestos tóxicos”.

El investigador consideró necesario analizar los efectos de la nube tóxica para descartar daños que pudieran incidir en la salud de los habitantes de la zona, en la calidad del agua y aire, o cualquier otro componente de la atmósfera.

Publicidad