Al grito de “¡queremos agua, queremos agua!”, pobladores de la comunidad Chavarrillo, municipio de Emiliano Zapata, protestaron en demanda del suministro del líquido, ante la indolencia de las autoridades tanto del Gobierno de Veracruz como del Ayuntamiento e incluso, el diputado local.

Amas de casa, agricultores, e incluso niños en uniforme verde y amarillo desfiaron el calor y el sol de mediodía para reclamar dicho derecho.

Y es que la Comisión de Agua del Estado de Veracruz inició en 2010 la construcción de un pozo para proporcionar el abasto a la comunidad y beneficiar a 3 mil 500 pobladores.

Sin embargo dicha obra permanece sin concluir.

A nombre de los agraviados, una de las inconformes demandó al Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares su intervención para concluir dicho proyecto; aunque en 2014, las autoridades les informaron de la falta de recursos para entregar el pozo.

A lo anterior, otros manifestantes, que solicitaron el anonimato, criticaron la falta de acción del alcalde de Emiliano Zapata, Daniel Olmos, a quien no le importa que la falta de agua perjudique a cuatro planteles escolares, cada uno con una matrícula de 400 alumnos; aparte del centro de salud y tres empacadoras de cítricos.

A esto, se agrega la falta de gestión del hijo del alcalde y actual diputado local, Daniel Olmos Barradas, cuya labor de representante poco se ha visto en el Palacio Legislativo.

Publicidad