Desde hace un mes, estudiantes de la Escuela Primaria “Antonio Nadal Romero” reciben clases a la intemperie pues tras los sismos ocurridos en septiembre, varios salones fueron inhabilitados ante el riesgo de derrumbe.
Padres de familia se manifestaron en la plaza Sebastián Lerdo de Tejada para exigir a la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) y Espacios Educativos que atienda los daños causados por los sismos y que hasta ahora no han sido reparados.
La madre de familia María Eulalia Alarcón Hernández dijo que al menos tres, de los seis salones que tiene la escuela resultaron con coarteaduras y fisuras.
Añadió que son al menos 200 niños tan solo del turno matutino los que enfrentan estas condiciones en la primaria que se ubica en la colonia El Naranjal.
“Los salones quedaron dañados y nosotros queremos que nos hagan caso. Nos cerraron los salones y nos dicen que no podemos entrar porque se pueden derrumbar, por eso los niños toman clases en el domo, pero cuando llueve se gotea y los niños se están enfermando. Y cuando hay sol les paga directamente, por eso queremos una respuesta”.
Los padres de familia acusaron que Espacios Educativos los ha mandado a rastrear la ubicación de las aulas móviles a fin de que se las puedan prestar, pero para ello deben ubicarlas en todo el estado.
“Nos dijeron que las consiguiéramos por nuestro lado (…) Dicen que ellos van por ellas pero que nosotros las encontremos por nuestra cuenta”.
Publicidad