La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) informó que en Veracruz hay 5 casos positivos al COVID-19, 8 sospechosos y una defunción entre reclusos del Centro de Readaptación Social Federal (Cefereso) en Villa Aldama, la única prisión con casos confirmados en la entidad hasta la fecha.

Sin embargo, en la visita del presidente, Andrés Manuel López Obrador, familiares de internos denunciaron al menos nueve decesos por el virus en dicha prisión, acusando que en realidad existe un brote masivo.

Te puede interesar: Al menos una de cada mil personas en el mundo ha contraído COVID-19, según la OMS

Al protestar durante la gira del presidente los familiares pidieron su intervención, acusando que la situación es grave y hay hermetismo.

“Fallecidos nueve, de contagiados (…) la gran mayoría del penal está contagiada, muchos no dicen por miedo, muchos no dan información porque los tienen amenazados de que si dicen algo les van a cancelar definitivamente la visita”, declaró una inconforme.

Aseguró que desde el mes de marzo no ha podido visitar a su familiar interno en el Cefereso de Villa Aldama, por lo pidieron la intervención de López Obrador para garantizar sus Derechos Humanos.

“Que vean el trato que se les está dando (…), sabemos que cometieron un error, pero también sabemos que hay muchos inocentes, a lo mejor los van a juzgar y están en su derecho”, reclamó otra persona durante la manifestación.

De acuerdo con la actualización del monitoreo nacional en centros penitenciarios de la CNDH, en el país hay 463 casos confirmados acumulados; 181 casos sospechosos; 76 decesos y 89 personas recuperadas al coronavirus.

Publicidad