Xalapa, Ver.- La rehabilitación de las calles Revolución e Ignacio Allende del centro de Xalapa por parte del gobierno municipal, serán de las acciones en obra pública más importantes de la administración morenista de este año, tras más de una década de estar en abandono.

Fue el pasado 16 de agosto que se dio inicio con la obra de rehabilitación integral de la calle Revolución, en la que se están invirtiendo 13.8 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (Fortamun-DF).

De acuerdo con el presidente municipal Hipólito Rodríguez Herrero se trata de una obra de alto impacto social y económico con un periodo de vida útil de 25 a 30 años, con la que se tendrá una mejor imagen urbana.

“Y una calle de primer mundo como lo merece Xalapa. Ayudará a que el centro histórico vuelva a vivir y que el comercio vuelva a florecer en el corazón de Xalapa”, expresó.

La directora de Obras Públicas, Sulekey Citlalli Hernández Garrido explicó en su momento que la obra comprende la pavimentación con concreto hidráulico de 3 mil 700 metros cuadrados, aproximadamente, la rehabilitación de tomas de drenaje sanitario, la construcción de drenaje pluvial, así como guarniciones y banquetas.

Agregó que para conservar la identidad de las calles del Centro Histórico, los acabados incluyen el estampado del pavimento similar al que existe en la calle Juan de la Luz Enríquez.

También, considera el mejoramiento del alumbrado público con la instalación de lámparas tipo LED y equipamiento urbano, como áreas de descanso para el peatón, bancas, guías podotáctiles para ayudar a las personas con debilidad visual, e hidrantes. 

Los trabajos fueron divididos en tres etapas, con una duración de entre 40 y 50 días, cada una para no afectar el comercio de esa zona en temporadas clave como el regreso a clases, Día de muertos y Navidad.

La primera etapa va del crucero de la calle Poeta Jesús Díaz hasta la calle Guadalupe Victoria; la segunda, de Guadalupe Victoria al crucero de la calle Manlio Fabio Altamirano, y la tercera, de Manlio Fabio Altamirano al crucero de la calle Benito Juárez, se espera que esa obra quede concluida antes de finalizar el año.

Y es que la intervención integral de la calle Revolución estaba programada para ejecutarse durante cuatro o cinco meses, por lo que a más tardar quedaría lista en el último mes de este 2019.

Con esa obra, según funcionarios municipales, se brindará mejores condiciones de circulación para el transporte público y privado, así como áreas dignas para el desplazamiento de los peatones. 

Allende

En el caso de Ignacio Allende, la inversión fue de 15 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (Fortamun-DF), y dio inicio el pasado 17 de septiembre.

Esa obra comprende la pavimentación con concreto hidráulico de 5 mil 400 metros cuadrados de superficie, la construcción de guarniciones, banquetas y rampas; la rehabilitación de las redes de agua potable, drenaje sanitario e instalación de alumbrado.

El presidente municipal Hipólito Rodríguez Herrero dio a conocer que se estimaba que la obra concluyera el próximo 25 de diciembre.

Con ello la población contará con una vialidad funcional que mejorará sustancialmente las condiciones de circulación, movilidad y dará seguridad tanto a peatones como automovilistas.

Esa es una vialidad fundamental que estaba muy deteriorada y que se rehabilita de acuerdo con un proyecto que incluye la introducción de cableado subterráneo para mejorar la imagen urbana y elevar la calidad de vida de los habitantes de la zona.

“La idea es tratar de disminuir la incomodidad y pedir a la gente paciencia para desarrollar esta obra fundamental. Son molestias momentáneas pero beneficios perdurables”, dijo.

Esa obra contempla pavimento hidráulico con acabado texturizado transversal y estampado tipo español; guarniciones, banquetas con guías podotáctiles para facilitar la movilidad de personas con debilidad visual, así como rampas vehiculares y peatonales con pendientes para personas en silla de ruedas.

También se instalará 111 registros sanitarios para viviendas y locales comerciales; 21 pozos de visitas con tapas y brocales de tráfico pesado de polietileno de alta resistencia para soportar cargas de hasta 30 mil kilogramos.

Además, se convocó a empresas de telecomunicaciones como la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que la red eléctrica y el cableado sea subterráneo, y se instalará 37 lámparas tipo LED. 

Aunque se trata de obras ubicadas en el corazón de la ciudad, empresarios y población han visto con buenos ojos que se lleven a cabo y con ello se mejore la imagen urbana del Centro Histórico que al mismo tiempo da una buena impresión a visitantes y turistas.

Publicidad