Xalapa, Ver.- Durante el año 2018, el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, no entregó vales de despensa a los trabajadores por un importe de 45 millones 588 mil 600 pesos, los cuales estaban en tres contratos colectivos de trabajo con tres distintos sindicatos, pues ni siquiera quiso reconocer tal derecho para los empleados de la Secretaría de Salud.

Tal situación la determinó la Auditoría Superior de la Federación dentro del Informe de la Cuenta Pública 2018, en el que estableció la observación número 2018-A-30000-19-1465-06-001, en el que confirma que existían vales de despensa no entregados ni reclamados por sus beneficiarios.

Dichos vales fueron cubiertos con recursos del Fondo de Aportaciones para la Salud (FASSA), por lo cual se presume en presunto daño patrimonial durante la era yunista por el citado monto, más los rendimientos financieros hasta su reintegro.

La Auditoría Superior de la Federación indicó que causa raíz probable de la irregularidad, es que, con la revisión de una muestra de 100 contratos individuales de trabajo, se constató que la relación contractual de los prestadores de servicio eventual se formalizó mediante los contratos respectivos, y que sus percepciones se ajustaron a los montos convenidos en los mismos; sin embargo, se detectaron tres contratos que carecen de la firma del Director Administrativo de los SESVER. 

Por ello la Contraloría General del Gobierno del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave inició el procedimiento para determinar posibles responsabilidades administrativas de servidores públicos y, para tales efectos, integró el expediente número CG/OIC/SS-SESVER/CP18- 01/2019, por lo que se da como promovida esta acción.

Publicidad