Inmersos en el mundo de la rumorología, circula que el alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero habría despedido a la Directora de Desarrollo Urbano, América Carmona Olivares supuestamente por corrupción y a petición del gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

A escasos cuatro días de que el ejecutivo estatal resaltará en su “informe” el trabajo de ejecución y coordinación en varias obras realizadas en la capital veracruzana, parece que hay un minúsculo grupo que intenta desestabilizar la labor de Rodríguez Herrero en el ayuntamiento y de paso amarrar navajas con García Jiménez, cuando se sabe que lo que el gobernador está tejiendo es la unidad con los diferentes grupos morenistas, como es el caso del delegado federal Manuel Huerta.

Si bien es cierto que a la novel América Carmona, le ha sobrado soberbia y le ha faltado sensibilidad política y diálogo con los grupos constructores, hasta el momento, nadie a presentado pruebas contundentes de corrupción en su contra.

Ojalá y que los interesados en remover a Carmona Olivares también demostraran cuántos fraccionamientos, permisos de construcción, subdivisones fueron autorizados fuera de la ley en administraciones anteriores para poder evaluar el trabajo que se ha realizado en esa área en los últimos 10 años y de una buena vez se desvele dónde está enterrada la corrupción del desarrollo urbano que hay en Xalapa, que no es producto de estos tres últimos años.

Pero bueno, la animadversión, los rumores y la desestabilización serán el pan nuestro de cada día en todo Veracruz con motivo de la lucha electoral. Lo que si adelantamos, es que habrá ajustes administrativos en los primeros 15 días de diciembre en el gobierno de Hipólito Rodríguez y no precisamente por corrupción.

Y como dijera la bomba yucateca: Le buscan, le busca y no la busca, o ¿será que los americanistas quieren seguir metiendo goles en tiempos de la 4T? 

Publicidad