(SPI) El obispo de la diócesis de Veracruz, Luis Felipe Gallardo Martín del Campo, dijo que el arribo de los elementos de la Policía Militar apoyarán en la estrategia de contención que se implementa en contra de la violencia en la entidad.

No descartó que la presencia de la Policía Militar resulte benéfica ante la inseguridad que se padece en regiones del estado de Veracruz.

No obstante, dijo que se requiere de la participación de los padres de familia para evitar que sus hijos se involucren en la delincuencia.

“Viene tal vez a apoyar esta estrategia de contención de la violencia, esperemos que la sociedad también se ponga las pilas, que haga lo suyo, que los adultos cuiden a los hijos, a los jóvenes, que los padres de familia sepan qué hacen y en qué están ocupados sus hijos porque muchos ni se enteran que andan en malos pasos”, insistió.

Entrevistado minutos antes de la misa crismal que encabezó en la catedral de Veracruz este jueves santo, reveló que un sacerdote dejó el ministerio en el último año por causas que se negó a informar.

“No vamos a decir aquí más, conténtate con eso (el dato) y punto”, indicó.

Comentó cuenta con unos 140 colaboradores, los cuales se encuentran distribuidos en parroquias ubicadas en 22 municipios.

Reconoció que los sacerdotes padecen también la tentación de la cultura hedonista y del consumismo, contra lo cual tienen que luchar a diario a base de la oración.

Incluso, refirió que sacerdotes han perdido la vida en otras diócesis del estado de Veracruz.

Al cuestionarlo sobre señalamientos en contra del claro católico veracruzano por una supuesta complicidad con funcionarios de la administración estatal pasada e incluso Javier Duarte de Ochoa, explicó que ese tipo de acusaciones son genéricas e imprecisas, por lo que pidió que interpongan las denuncias si es que alguien contara con ese tipo de información.

”Pretenden involucrar a todo mundo, yo pienso que esas afirmaciones genéricas deberían ser más concretas y si a ellos les consta, denunciarlos; yo creo que la Iglesia no se sentirá mal a quienes se denuncie y castigue si es que realmente estuvieran metidos en eso”, remató.

Publicidad