Falta de conocimiento del nuevo sistema de justicia penal, e incluso del anterior, han mostrado los diversos abogados de los ex funcionarios duartistas que se encuentran recluidos por su probable responsabilidad en el desvío de recursos.

Y es que todos los amparos que han promovido les han sido negados, por aspectos tan simples por inconformarse contra autoridades que ni siquiera existen, no están bien fundamentados o simplemente los argumentos ahí expuestos no han sido los suficientes para convencer a los jueces federales de otorgarles una resolución a su favor.

Por ejemplo, recientemente los abogados de la ex coordinadora de Comunicación Social, Gina Domínguez Colío fueron expuestos que el segundo amparo promovido para lograr sacar de prisión a su cliente, fue desechado porque estaba dirigido contra un juez de primera instancia, cuando en realidad se trata de un juez de control.

Una situación similar ocurrió con Arturo Bermúdez Zurita, a quien sus abogados buscaron amparar contra la incomunicación y malos tratos en su reclusión por parte de una juez de control, cuando en realidad se encuentra bajo la custodia de la Dirección General de Prevención y Readaptación Social.

Los abogados del ex director de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz, Francisco Valencia y del ex secretario de Finanzas, Mauricio Audirac Murillo de igual forma han quedado exhibidos de no saber fundamentar adecuadamente los amparos, por lo cual de igual forma les han sido negado.

Publicidad