(SPI).- El presidente municipal electo del puerto de Veracruz, Fernando Yunes Márquez reconoció que la inseguridad eh este lugar ha obligado a sus habitantes a crear guardias vecinales para proteger su vida y su patrimonio.

Aunque dijo que no se trata de guardias como tal, sino de “grupos de vecinos organizados”, aceptó que son varias las colonias en donde incluso se han instalado alarmas y sirenas para disuadir a los maleantes.

“En algunos lugares y colonias en específico, pero no le llamaría guardias vecinales, sino grupos de vecinos organizados que tienen grupos de whatsapp para estar alertas y en otros casos han puesto botones de alerta o sirenas en algunas calles”.

El hijo del gobernador Miguel Ángel Yunes reconoció que si bien no ha aumentado la incidencia delictiva en la zona, los delitos del fuero común como robo a casa-habitación y a transeúnte, no han logrado disminuir.

“No hay una zona específica (conflictiva) como tal, el retos son los delitos del fuero común, que son los que verdaderamente le afectan al ciudadano, como el robo a casa-habitación, robo a transeúnte, que es un tema en el que nos debemos fijar”.

Pese a ello, el panista dijo que el puerto de Veracruz se encuentra en tranquilidad y que sigue siendo un municipio que hasta este momento está en calma.

Agregó que durante su administración se enfocará en contar con más elementos policiacos, pero también en generar una cultura de prevención del delito para hacer una ciudad más segura.

“Hay que decirlo, no es un tema no sólo de policías, sino de políticas públicas de prevención, de mucho mejor alumbrado porque si tenemos una ciudad con mejor alumbrado, tendremos una ciudad mucho más segura también. Si no tenemos los policías a partir del 1 de enero, sí podemos implementar otro tipo de acciones que nos ayuden a reducir los niveles de delincuencia”.

En otro tema, cuestionado sobre su postura ante la falta de pago del Gobierno del estado en torno a los recursos federales que dejó pendientes de pagar la pasada administración, dijo que esperará a que comience el proceso de entrega-recepción para tomar una postura.

“Esperaremos a noviembre, la fecha que ha establecido el Orfis para la entrega-recepción y con base en eso revisaremos si hay algún rezago”.

Justició que hasta ahora el Gobierno del estado no tiene algún adeudo mayor con este municipio y que por tanto no se encuentra en una situación financiera tan compleja.

No obstante, Yunes Márquez aseguró que los recursos que se entregan son insuficientes para la magnitud del reto que se representa el puerto de Veracruz.

Publicidad