Xalapa.- El representante de Autotransportes Banderilla, Óscar Huerta, señaló que el transporte público en Xalapa ya es insostenible, por los altos costos de operación.

En una reunión con integrantes del Departamento de Movilidad Urbana, Centro Histórico e Imagen Urbana, dijo que de seguir así los concesionarios de transporte público urbano están condenados a desaparecer.

“Estamos condenados a desaparecer, nuestros costos no nos permiten ya seguir operando el transporte, perdemos, casi estamos pagando por mantener el negocio”.

Pese a la urgencia de generar cambios en este servicio, dijo que  los transportistas tienen desconfianza en cómo se pueden implementar.

A esto se suma la competencia que existe no únicamente entre líneas, sino entre conductores que han convertido en este servicio en prácticamente impagable.

Sobre la legislación, dijo que es necesario que los diputados locales permitan reconocer a los concesionarios como empresarios y lograr un concesionamiento colectivo de rutas. 

Publicidad