Xalapa, Ver. (SPI).- Los jóvenes están más expuestos a la violencia y va en aumento el número de casos de violencia que cada uno ha vivido, revela una investigación de académicos y estudiantes de la Facultad de Psicología de la Universidad Veracruzana..

Al respecto, la investigadora Lizette Figueroa, indicó que esto es consecuencia de la crisis de inseguridad que se vive en Veracruz, pues los jóvenes en edad escolar representan uno de los sectores de la población más expuestos a la violencia.
“Es impresionante. Los datos de la investigación revelan que los jóvenes han padecido más de uno, entre dos y tres situaciones de violencia, pareciera que están más expuestos y por supuesto que esto habrá que confirmarlo con las réplicas de la investigación. Mientras más jóvenes, son más vulnerables a ser cuestionados, ‘levantados’, asaltados, golpeados, etcétera”.
En entrevista previa a su ponencia “Sobreviviente de Violencia Social: una experiencia mexicana” dentro del Coloquio Internacional de Salud, Arte y Comunidad, dijo que en promedio, los jóvenes viven hasta tres sucesos relacionados con violencia.
Alertó que no solo se trata del incremento en los casos de violencia, sino en el sadismo de los propios infractores que se presenta de muchas variedades de violencia, desde la violencia dentro de las escuelas, entre compañeros; al interior de las familias y en la calle.
“La sociedad se expone a la habitualidad de la violencia. Hay el riesgo de que las personas se empiecen a acostumbrar, nosotros decimos a naturalizar, la violencia y eso facilita que se repitan estos esquemas de comportamiento en cualquier lado”.
Precisó además que con la violencia se rompen las redes sociales de apoyo, porque el individuo se vuelve más desconfiado, no participa en comunidad, se aisla, vive en soledad y esto a su vez genera otras consecuencias negativas.
“Hay mucho miedo de hablar. En general llegan por otra causa y han sido pocos los casos en donde asisten las personas precisamente por el evento; pero si está siempre como matizado por estas experiencias traumáticas”.
“Hace algunos años a raíz de las circunstancias que vivimos en el Estado de Veracruz surge una línea de investigación en la Facultad de Psicología para trabajar con víctimas de violencia social, (…) esto a partir de la demanda de la población en busca de alternativas de intervención y que hacemos investigación sobre eso y también intervención”, abundó.
Publicidad