Veracruz, Ver. (SPI).- Los candidatos de la coalición PRI-PVEM y del PT a la presidencia municipal de Veracruz, Fidel Kuri Grajales y Luis Fernando Ruz Bravo, respectivamente, no asistieron al debate que organizó el consejo general del Órgano Público Local Electoral (OPLE) en esta ciudad este sábado.

El primero acusó la falta de imparcialidad del por parte del OPLE, ya que supuestamente existe favoritismo hacia el candidato de la coalición PAN-PRD, Fernando Yunes Márquez, además de que denunció hostigamiento hacia Fidel Kuri Grajales y su equipo de campaña.

El segundo no asistió en protesta por el error de impresión de su nombre en las más de 443 mil boletas que se utilizarán en el municipio el día de la jornada electoral, pues le cambiaron “Ruz” por “Ruiz”.

En rueda de prensa que ofreció en el hotel sede del debate, el vocero de la campaña de Fidel Kuri Grajales, Sergio Lira Escobar, señaló que el OPLE funciona como un brazo operador de la candidatura del panista Fernando Yunes Márquez.

Manifestó que el candidato de la coalición PRI-PVEM ha sido supervisado en cada acto de campaña por personal del OPLE, lo cual no sucede en la misma proporción con el panista Fernando Yunes Márquez.

“El motivo que hoy nos tiene aquí es fijar la postura que tiene nuestro candidato, Fidel Kuri Grajales, con respecto a este debate, queremos informar que no asistiremos a este debate debido a que el organismo, el OPLE, ha servido como un brazo operador político, para la candidatura del candidato del PAN”, expresó.

Además, hizo un llamado al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares para que saque las manos del proceso electoral, por lo que advirtió que podría consumarse una elección de Estado el 4 de junio.

Por su parte, el candidato del PT a la alcaldía porteña, Luis Fernando Ruz Bravo, calificó como una falta de ética que el consejo general del OPLE se niegue a reimprimir la más de 443 mil boletas que contienen mal su apellido.

Advirtió que se reservará el derecho a impugnar los resultados de la elección del 4 de junio en el caso de que su partido no alcance los votos que se tenían contemplados.

Incluso, no descartó denunciar a los consejeros electorales por daños y perjuicios.

Publicidad