Esta tarde, familiares y amigos de Carlos Andrés Navarro Landa, joven de 33 años detenido por policías de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en mayo del 2020, y después entregado sin vida, se manifestaron para exigir justicia.

La viuda de la víctima recordó que el joven habría perdido la vida en el cuartel de San José a manos de policías, pero no hay quien esté pagando por ello.

“Ya un año que pasó y no tenemos respuesta ni del caso ni de los policías que lo mataron, dicen que siguen ahí trabajando y lo que quiero es justicia, que los pongan tras las rejas y que el caso sea revisado por la Suprema Corte de Justicia porque este gobernador no ha hecho caso a mi situación, no ha dado audiencia”, acusó Itzel Cuevas Campos.

Acusó que hay desinterés del gobierno de Veracruz y la Fiscalía General del Estado (FGE) por lo que pidieron que se avance en las investigaciones del caso.

Te puede interesar: Llaman a no exponer a mascotas en horas de mucho calor

Agregó que pese a que su hijo tenía 8 días de nacido cuando falleció su esposo, a la fecha sigue sin poder ser registrado porque la demora de la FGE, y no ha recibido ningún tipo de ayuda institucional.

“Decían que las cámaras del cuartel de San José ese día se habían descompuesto y no quisieron dar la prueba, hasta ahorita no sabemos nada de quienes mataron a Carlos. No hemos recibido apoyo, mi hijo tenía 8 días de nacido y no tenemos ningún apoyo ni de la Comisión Estatal de Víctimas, ni de, gobernador ni Derechos Humanos porque actúa por encima pero no se mete a fondo”, abundó.

El joven fue detenido por policías estatales por una falta administrativa, y murió en las instalaciones del cuartel de San José, aunque las autoridades afirmaron que fue un infarto, de acuerdo con sus familiares, su cuerpo presentaba marcas de golpes por lo que pidieron dar con los responsables.

Publicidad