Desde el pasado 15 de julio varios hospitales de la Secretaría de Salud del estado de Veracruz no cuenta con los equipos de hemodiálisis, acusó Alejandro Cossío Hernández, representante de Reactivos y Químicos, S.A de C.V.

Hasta esa fecha, la compañía a su cargo tenía la licitación para prestar ese servicio, sin embargo después de un concurso de licitación otro consorcio obtuvo el contrato “falsificando documentos”.

A partir de ese momento, “no ha podido esta empresa montar los equipos, no ha podido poner las plantas de tratamiento de agua y han estado en peligro más de 200 pacientes en el estado de Veracruz”.

Las unidades clínicas de hemodiálisis están montadas en Poza Rica; en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Veracruz; en Tierra Blanca, “donde es un tema muy delicado”; en Yanga; Coatzacoalcos; y en dos hospitales de Xalapa.

Se trata de pacientes “con los mayores problemas renales y que requieren al menos cada 72 horas un tratamiento en donde se conecta a los riñones artificiales entre dos y tres horas, y se debe prestar esto con el mayor profesionalismo y cuidado”.

El empresario sostuvo que “la empresa que asignaron no ha podido, no ha tenido la capacidad de montar los equipos y plantas de tratamiento”.

Incluso, agregó, los pacientes de Poza Rica, Tierra Blanca y Yanga, son trasladados en camión a la ciudad de Veracruz para ser atendidos en clínicas particulares.

Explicó que la firma que dirige obtenía 1 mil 260 pesos por cada sesión de hemodiálisis. La competencia ofreció cobrar 90 pesos menos.

La inconformidad fue interpuesta ante la Fiscalía General del Estado (FGE); Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH);  y a la Contraloría General del Estado, quien hasta el momento no ha dado respuesta.

Publicidad